En una entrevista a fondo con Días de Areco, Ana Laura Fuentes habló de la importancia de la comisión de mujeres y diversidades en la construcción política del Frente de Todos, al mismo tiempo que hizo un análisis minucioso de la gestión del Intendente Ratto.

A lo largo de la conversación, la Concejal manifestó que el municipio adopta un rol pasivo y de mero espectador mientas San Antonio de Areco decrece y se achica.

¿Qué le puede aportar la comisión de mujeres y diversidades al Frente de Todos?

“Nosotres le aportamos esa visión de las mujeres relacionadas con la necesidad de un trabajo territorial, con la presencia en diversas instituciones y con la voluntad de hacer cosas. Queremos pensar un programa y acciones concretas para todos los arequeros y arequeras que entiendan que hay una desigualdad de base que tiene que ver con la falta de acceso a algunos derechos por parte de las mujeres y diversidades. Hay políticas que debemos trabajar en profundidad y además apuntando de manera transversal a la educación, a la salud y a la cultura. Entendemos que desde allí podemos hacer un aporte enorme para que el Frente de Todos se convierta en una alternativa al oficialismo que lidera Francisco Ratto desde un paradigma de derechos”.

¿Qué significa un paradigma de derechos?

“Es algo que suena muy lindo, hablar de un paradigma de derechos ¿pero qué significa? Pensar este Areco para todas las personas, en un Areco más limpio, con políticas públicas más transparentes, con obras que se terminen y apuntando a un desarrollo con todas las personas adentro. Hoy el municipio no aborda con el protagonismo necesario temas que tienen que ver con la violencia, con el acceso al trabajo y a la salud para las mujeres y muchísimas otras cosas en las que el Estado tiene que tener un rol protagónico para cuidar a las personas. Sin embargo, hoy vemos al Municipio en un rol de espectador y no de hacedor de este cuidado”.

¿Usted me dice que el Intendente Ratto es pasivo, como si fuera un espectador de la realidad?

“Es una forma de gobernar, adoptando una modalidad pasiva mientras no se abordan cuestiones como la higiene urbana, no se hacen gestiones ante los ministerios. ¿Alguien vio al Intendente ir a golpear puertas, a buscar obras o los programas que San Antonio de Areco necesita para poder desarrollarse? No, no lo hemos visto y lo dijimos muchas veces, pero sí tenemos a un Senador, que fue dos veces Intendente, que está haciendo esas gestiones y hoy podemos tener nuevamente obras en el rio y la construcción de otro barrio de más de 90 viviendas en la zona del Papa Francisco. También desde nuestro espacio gestionamos inversiones para SANEAR porque había una posición de espectador pasivo de parte del gobierno de Francisco Ratto. Esta es una forma de gobernar, un paradigma y el pueblo es el que tiene que definir el año que viene qué es lo que quiere para traer todo lo que falta y recuperar todo lo perdido”.

¿Qué papel juegan las instituciones intermedias en su proyecto de gobierno?

“No caben dudas que las instituciones son una parte fundamental de la sociedad. Hablo de las cooperadoras y del privado que aporta, pero no puede caer todo el peso de una obra pública sobre los hombros de las instituciones. No hay acompañamiento del Estado, que cuando acompaña lo hace con políticas y con inversión. Ratto no acompaña sino que todo es mirar y recibir”.

¿Cómo construye el Frente de Todos una opción local atractiva electoralmente para ganar en 2023?

“Nosotros vemos que la gestión de gobierno local no tiene rumbo y eso nos preocupa. Siempre están detrás de lo que dice algún dirigente del Frente de Todos para salir a responder abrazándose a una política de confrontación, de nosotros versus ellos que tanto éxito les ha dado hasta ahora y eso que estamos hablando de un espacio que gobierna y no cumplió ni una sola de las promesas que hizo en campaña. Ratto dijo que iba a bajar las tasas y no para de aumentarlas por ejemplo.  Gobiernan San Antonio de Areco  on un alto nivel de incoherencia, pero estamos viendo un pueblo que decrece, que se achica. Acá llega dinero para obras que no avanzan porque lo ponen en un plazo fijo. En cambio nuestra propuesta es retomar un rumbo programático en obras públicas, de acceso a la cultura, de desarrollo profesional del turismo, de una mayor vinculación con la UNSADA y con las localidades, con una visión integradora y con la presencia del Estado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.