En su reciente visita, el Ministro de Vivienda y Hábitat de la Nación, Santiago Maggiotti, efectuó declaraciones a los medios de comunicación donde resaltó el rol de los municipios en la construcción de viviendas al mismo tiempo que aseguró que nunca recibió una propuesta del Intendente Francisco Ratto.

Durante la conversación, el Ministro manifestó que durante este gobierno se entregaron más de 130 mil viviendas en todo el país y que la construcción mueve el motor de la economía.

¿La construcción de viviendas es una prioridad del gobierno de Alberto Fernández?

“En Argentina lo que pasa es siempre lo mismo: lo que cambian son los gobiernos pero lo que se debe mantener son las prioridades. Este gobierno ha tenido como prioridad hacer una política pública relacionada con la construcción de viviendas y por primera vez en la historia creó un ministerio específico que se encarga de la vivienda pensando en la inclusión y en la igualdad de oportunidades. Hoy, junto a Paco y Agustín estamos construyendo estas 96 viviendas con la modalidad de desarrollo urbanístico y en todo el país más de 130 mil familias ya recibieron la llave de su casa, que fueron 130 mil soluciones, el techo propio para ellos”.

¿Piensa que la construcción mueva la rueda de la economía del país?

“No solamente es ese hogar para 130 mil familias argentinas lo que generó este ministerio sino que son los trabajadores que consiguieron empleo, la reactivación económica que se generó en las localidades donde se llevaron adelante la construcción de viviendas, porque es un mecanismo que motoriza la economía pero por sobre todas las cosas deja en claro cuál es la función del Estado, que es tratar de hacer todo lo necesario para igualar oportunidades para que todos tengamos el mismo piso como punto de partida y que desde ahí hacia adelante las cosas dependan del esfuerzo de cada uno”.

¿Después del 10 de diciembre se va a continuar con la construcción de estas 96 viviendas?

“Mire, si la motosierra de Milei se pone en marcha estas obras y las demás se paran. Cuando Milei dice que todo lo soluciona el mercado está mintiendo porque el sector privado lo único que busca es la rentabilidad económica y el Estado lo que persigue es una rentabilidad social. Yo pregunto si el privado va a ir a hacer asfalto a los barrios más humildes y la respuesta es no. Si el Estado se corre del juego, lo que se genera son ciudadanos de primera y de segunda categoría con muy pocos manejando todo y el resto convertidos en esclavos. Sabemos que el Estado debe estar presente para dar respuesta en todos los sectores de la economía y en el caso de la vivienda con los desarrollos urbanísticos, con los créditos hipotecarios y con programas para adultos mayores que no tienen vivienda como lo hacemos desde este ministerio. Nosotros creemos que esta política de viviendas debe continuar como ya lo anunció Sergio Massa cuando dijo que aspira que en los próximos cuatro años se puedan construir casas con lotes con servicios hasta llegar a dos millones de viviendas”.

¿En una política nacional de viviendas es importante el papel que juegan los municipios?

“Sí, por supuesto que los municipios cumplen un rol fundamental. El ministerio tiene el programa Casa Propia, lo mismo que los otros planes que dispone, pero todo arranca a partir de una decisión del gobierno municipal, local. Yo antes de ser ministro ya estaba trabajando en el ministerio y no conozco al Intendente de San Antonio de Areco, nunca nos llamó para una reunión, nunca dijo tener tierras para llevar adelante la construcción de viviendas”.

¿Cómo se llega entonces a la construcción de estas 96 viviendas en San Antonio de Areco?

“Estas 96 viviendas las gestionaron Paco y Agustín. Eran tierras del ferrocarril que estaban en un organismo de administración del Estado y se incorporaron al fideicomiso de PROCREAR. En municipios cercanos a San Antonio de Areco se están construyendo muchas viviendas pero eso tiene que ver con la decisión política de los gobiernos locales de proponer tierras para que sus vecinos puedan acceder a una vivienda y no con créditos UVA, que le complicaron la vida a la gente sino con créditos ajustados al índice de variación salarial que garantizan que a una familia no le cambie la calidad de vida a lo largo de todo el crédito”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *