Ayer por la tarde, Villa Manchi le ganó 4 a 0 a River Plate un encuentro correspondiente a la cuarta fecha del Torneo Clausura 2022 disputado en el Parque Municipal de San Andrés de Giles.

El partido tuvo un vuelco definitivo a los 24 minutos de la primera etapa cuando Axel Núñez,  joven arquero de la Plaza Belgrano, se fue expulsado por tocar la pelota con la mano fuera del área para cortar una entrada del potente Kevin Díaz. Sin golero suplente, Luciano Conti (que reemplazó a Ignacio Punte) ocupó el arco. Al minuto siguiente Oscar Zapata ejecutó el tiro libre y clavó el 1 a 0.

Hasta ese momento, River Plate manejaba las acciones a partir del toque claro de Máximo Griego para distribuir el balón, de los arranques de Hugo Muzzi recostado sobre la izquierda y con las proyecciones ofensivas de Lucas Inzaurralde que repetidamente se desprendía desde el fondo.  Quizá sin demasiada profundidad (en ese lapso inquietó en un par de oportunidades al seguro Gonzalo Rubio), pero su dominio territorial era evidente porque Julián Casas y Nehuén Guzmán se acoplaban con Grieco para organizar la salida desde el círculo central y Santiago Cicarelli aportaba su movilidad por todo el frente de ataque.

Pero después del gol de Zapata, con un hombre menos y un golero improvisado, River Plate se apagó hasta el cierre de la etapa inicial y dejó crecer a un Villa Manchi incentivado por el brusco cambio de rumbo del cotejo. Fabián Podestá aportó su buen manejo de pelota ubicado como doble 5. Daniel Busca ordenó los movimientos defensivos y cada intervención de Díaz le trajo problemas a la defensa visitante.

En el complemento, el elenco de San Andrés de Giles se plantó cerca de su área con dos líneas de 4 bien definidas y apostó al contragolpe aprovechando los espacios que River Plate dejaba libres en su afán de ir a buscar el empate porque el cuadro de la Plaza Belgrano se metió en terreno rival, adelantó a Inzaurralde y a Joaquín Yacoy por las bandas y rondó las cercanías de Rubio con el temperamento de Cicarelli, el fervor de Alvaro Bovetti y la experiencia de Casas pero casi siempre chocó con el buen juego aéreo de Mateo Palumbo, de Diego Godoy y de Busca, que rechazaron los mil centros que lanzaron los de la banda roja.

Cuando Gasparro incluyó a un delantero fuerte como Tomás Cufré para jugarse el todo por el todo, Villa Manchi hizo gala de una eficaz contundencia. Kevin Díaz estiró la ventaja en el marcador a los 22’ con un estupendo derechazo de larga distancia. Un rato más tarde (a los 29’) el mismo Díaz anotó el tercero con otro disparo alto y en una corrida solitaria el interminable Zapata puso el 4 a 0 con un tiro cruzado cuando se jugaban 34 minutos. Fueron tres mazazos letales que acabaron con las chances de un River Plate que puso ganas y amor propio, pero que no pudo evitar su tercera derrota al hilo que lo deja en una posición incómoda en la lucha por la clasificación para el Repechaje.

Villa Manchi: Gonzalo Rubio (6); Lautaro Miranda (6), Mateo Palumbo (6), Daniel Busca (7) y Gonzalo Godoy (6); Oscar Zapata (7), Diego Guibuado (5) (más tarde Joaquín Aliendro), Fabián Podestá (7) y Juan Pablo Falivene (5) (reemplazado por Démian López); Kevin Díaz (7) y Juan Arévalo (6) (después Moreira). DT: Daniel Maguicha.

River Plate: Axel Núñez (-); Joaquín Yacoy (5), Mateo Antonijevic (6), Alvaro Bovetti (6), Lucas Inzaurralde (6) e Ignacio Punte (-) (reemplazado por Luciano Conti); Nehuén Guzmán (5) (más tarde Alejandro Bertossi), Julián Casas (5) y Máximo Griego (6); Santiago Cicarelli (6) y Hugo Muzzi (5) (sustituido por Thomas Cufré). DT: José Gasparro.

Goles: 25’ y 79’ Zapata, 67’ y 73’ Díaz, todos para Villa Manchi.

Juez: Javier Mihura.

Expulsado: 24’ Núñez (RP).

Público: 70 personas. 

La figura: Kevin Díaz (7) de Villa Manchi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.