En una interesante entrevista con Días de Areco, Sergio Antinone analizó la incorporación de las nuevas tecnologías en comunicación para mejorar la comercialización de sus productos artesanales.

Antinone, que es propietario de la empresa Nena y Nene, habló sobre los cambios en la manera de vender que generaron la pandemia y las nuevas plataformas virtuales pero también señaló la importancia de la industria cultural y del turismo para la economía de San Antonio de Areco

¿Con la aplicación de la tecnología a existe una forma diferente de vender?

“Quiero remarcar que durante la pandemia, gracias a las redes sociales, pudimos establecer un contacto con el público para poder seguir comercializando nuestros productos. Allí pudimos encontrar un espacio nuevo de ventas pero también pienso que en este momento la economía se está reactivando, al menos en nuestro rubro. Esto lo conversamos con colegas artesanos de todo el país y lo podemos ver en los eventos donde nosotros participamos. Vemos que se están abriendo nuevas posibilidades, nuevos mercados que se suman a esta posibilidad de utilizar la tecnología para desarrollar la venta de nuestros productos porque hay un nuevo modo de comprar y de pagar mediante estas plataformas virtuales que movilizan el comercio y la economía local”.

¿En qué ayuda la tecnología específicamente?

“La pandemia nos permitió ver desde otro lugar la comercialización de lo que nosotros producimos. Por lo menos nuestra filosofía es intentar tomar conciencia de que nuestro tiempo y esfuerzo lo ponemos en post de brindar un producto que funciona, porque está probado desde hace 10 años. Conocer nuestro nicho de mercado nos posibilita, con ayuda de la tecnología, profundizar la comunicación. Quiere decir que una red social no vende por si sola sino que uno debe saber qué contenidos generar, qué debe ser atractivo, interesante y a partir de allí darse a conocer. Hay estrategia para darse a conocer aunque no se concrete una venta en el primer momento”.

¿La Escuela de Arte Gustavo Chertudi aporta una formación docente importante pero también en la formación de oficios vinculados a lo artístico que permiten abrir el camino de la actividad económica?

“Recuerdo que Gustavo Chertudi pensaba en una escuela de oficios y artes para un Areco turístico y con una matriz económica distinta. La Escuela de Arte nos dio herramientas para poder llevar adelante un proceso de desarrollo de trabajo en base de una producción con contenido artístico y a partir de allí comercializarlo. Belén y yo somos egresados de la formación docente de la Chertudi y luego hicimos la tecnicatura en cerámica que nos permitió desarrollar este proyecto en nuestro taller particular. A la par de esos empezamos a vender en la Feria de Artesanos Urbanos de la costanera, que es algo que no se da en muchos lugares del país. El movimiento de turistas nos permite comercializar casi sin costos, solo con acercarse al rio y sin tener que salir de la ciudad”.

San Antonio de Areco ya cuenta con lo que podríamos definir como una industrial cultural que además está en constante crecimiento…

“La matriz artística y cultural de San Antonio de Areco es increíble. Hay un ejemplo con los chicos del Chamico y de otras organizaciones sociales y culturales por fuera del Estado. Estoy acostumbrado a andar por muchos pueblos de la Argentina y no encuentro la cantidad de músicos, artistas, pintores, artesanos, etc. como tenemos acá. Es interesantísimo ver como desde una matriz cultural o de un contenido cultural como la cerámica o la pintura, solo por tomas dos casos, se puede acceder al comercio. O sea como se pueden vender esos productos culturales. En nuestro caso estamos hablando de cerámica que tiene una historia de 10 mil años”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.