Días de Areco mantuvo una conversación a fondo con Nicolás Marinkovic, Concejal del Frente de Todos, sobre la actualidad política y económica de San Antonio de Areco.

A lo largo de la entrevista, Marincovich opinó sobre el rol que deben cumplir las instituciones intermedias y sobre el papel que las autoridades políticas deben llevar adelante en la administración del municipio.

Además, el Presidente del bloque de concejales expuso las razones de porque es necesario que el Frente de Todos vuelva a gobernar la municipalidad a partir de 2023.

¿Sobre qué propuestas el Frente de Todos se postula para recuperar el Municipio en 2023?

“Creo que es central que nosotros, desde el lugar que nos toque, sigamos gestionando para mejorar la calidad de vida de los vecinos de San Antonio de Areco y vamos a dar todos los debates que haga falta dar, pero hay algo que es fundamental, y esto los compañeros lo entienden, es que debemos recuperar el Municipio en 2023. Tenemos que volver a ser gobierno para salir de este atraso de estos últimos tres años de la gestión Ratto, que van a ser cuatro porque las cosas no van a cambiar. Tenemos que revertir esta situación para volver a colocar a San Antonio de Areco en un círculo virtuoso, con un Estado fuerte, que ponga en marcha el Parque Industrial, que mejore la salud y la educación”.

Pero desde la oposición siguieron gestionando obras, el tema del agua corriente es uno de ellos y solo para ofrecer un ejemplo…

“Sí, Paco con todo su equipo siguen trayendo cosas, pero no es lo mismo gestionar sin ser gobierno en el Municipio. La transformación verdadera se consigue gestionando desde el Estado y creo que en ese sentido tenemos antecedentes que son muy positivos de los ochos años que estuvimos gobernando, entre 2011 y 2019”.

El actual gobierno de Ratto cargó todo el peso de la gestión en las instituciones intermedias, inclusivo las hace responsable de conseguir dinero para invertir en espacios públicos…

“Las instituciones intermedias, que son valiosísimas, cumplen un papel fundamental en la sociedad, pero también es fundamental el rol del Estado que no se puede correr de sus responsabilidades ni descansar en estas instituciones para no hacer el trabajo que le corresponde. Es ahí donde se producen las grandes inequidades. No es lo mismo que el Municipio cobre las tasas que tiene que cobrar, que haga lo que tiene que hacer y se financie, a que esta responsabilidad la asuman las instituciones intermedias. ¿Dónde se produce la inequidad? En que aquel que más tiene, que puede colaborar, que más plata pone es el que después define qué se hace y qué no se hace en el pueblo en detrimento del que no puede colaborar con dinero o que no dispone de tiempo para participar. Es ahí donde se produce la inequidad”.

¿Qué ejemplo nos puede dar para entender esto?

“Cuando nosotros llegamos al gobierno en 2011, el combustible para los patrulleros de la comisaría lo ponían los particulares, especialmente los dueños de estaciones de servicio. ¿Cuándo ocurría un hecho delictivo, a dónde iba primero la policía? Este es un ejemplo de cómo se generan las inequidades. Se debe gobernar con las instituciones, pero las instituciones no deben suplir el rol que debe cumplir el Estado porque si no dejamos de ser todos iguales”.

¿Qué papel debe cumplir el gobierno municipal?

“Las autoridades políticas fueron elegidas para gobernar, son las que deben tomar decisiones y las que deben conseguir los fondos necesarios para desarrollar su programa de gestión. Ahora vemos que este gobierno actual tenía un solo objetivo que era sacar al peronismo del poder. Después no había ni plan ni programa de cómo hacer las cosas ni idea de cómo financiarlas y lo que prometieron en campaña fueron chácharas. ¿Se acuerdan? Prometieron generar 1000 lotes con servicios, pero hasta el momento no apareció ninguno. Abrir talleres de chino mandarín, una atención en salud de excelencia, que estamos lejos pero muy lejos de tenerlo porque, al contrario, cayó muchísimo la calidad de las prestaciones. Es una Municipalidad que ni siquiera cumple con lo básico y lo esencial porque Areco está cada vez más sucio y más descuidado. No hay políticas para el fomento de la cultura ni del turismo y menos para la obra pública porque hace un año y todavía no pueden terminar una cuadra y media de asfalto en la calle Zapiola. Pagan sueldos de hambre a los trabajadores municipales. No había plan de gestión, no había nada porque el único objetivo era sacar al peronismo del poder. Lo lograron, pero ahora tienen que gobernar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.