Días de Areco conversó con Lucrecia Gambatezza sobre la pateada que los miembros de la comunidad de skater realizaron el último sábado para hacer visible su pedido de contar una pista propia para practicar el deporte.

Durante la entrevista, Gambatezza, que es madre de un skater de 12 años, comentó que son muchas las personas que practican esta actividad, que es una disciplina olímpica.

¿Qué finalidad tuvo la “pateada” del último sábado?

“La comunidad skater, entre la que está mi hijo, hizo una pateada por el pueblo hasta finalizar donde antes estaba el skate park. La idea fue visibilizar la disciplina, pensar que es un deporte olímpico y que es una comunidad de deportistas que necesita ser escuchada porque requiere de un espacio propio”.

Los skaters necesitan tener una pista, un lugar fijo, ¿ese fue el reclamo?

“Hay clases de skate en el ámbito municipal pero hace tiempo ya surgió la necesidad de tener un espacio como corresponde. Sabemos que eso implica disponer de un dinero importante y que hay otras prioridades pero hay muchas personas, niños, niñas, adolescentes y adultos, que pueden explotar su potencial, su habilidad, entonces está bueno y es importante poder hacerlo visible entre la sociedad”.

¿Qué alternativas manejan al respecto?

“Lo del sábado fue también una oportunidad para demostrar que somos bastantes, digo somos porque los padres acompañamos. Queremos que se piensen y se hagan gestiones políticas en función de lo que realmente la sociedad necesita, en este caso la parte de la población que practica este deporte y que abarca a distintas edades. Nos parece que estamos en el medio, los chicos sobre todo, como si fuéramos rehenes de una ilusión de poder contar con un skate park porque no hay consenso entre los partidos políticos. Eso no está bueno porque tenemos que pensar en todo lo que se pueda gestionar, tanto a nivel provincial y municipal, siempre apuntando en beneficio de la comunidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.