Ayer, San Carlos le ganó por penales Capilla el partido de vuelta por las semifinales del Torneo Clausura 2022. En el tiempo reglamentario los de Capitán Sarmiento se impusieron por 2 a 1 y emparejaron el resultado del fin de semana anterior. Ahora, el elenco que entrena Julio Rossich disputará la final del certamen ante San Patricio.

Fue un partido intenso, de alternativas cambiantes, con pasajes muy atractivos, bien jugados y con una alta dosis de emoción, sobre todo en los minutos finales y en la tanda de penales.

Capilla ocupó la cancha con inteligencia durante los 20 minutos iniciales e inclusive se puso arriba en el marcador a los 12m, cuando Rodrigo Rama batió a Martín Villanueva tras un disparo de Kevin Medrano que rebotó en el travesaño.

En ese lapso, el toque seguro de César Quinteros, ubicado por izquierda, y la habilidad del zurdo Daniel Pérez, escondieron la pelota e impidieron que San Carlos impusiera su ritmo fuerte. Además Joaquín Gallego cuidaba con orden su posición delante de la línea de 4, Diego Bordoni aportaba su ida y vuelta por el callejón del viejo número 8 y Medrano, con su astucia para moverse cerca del arco rival, le complicaba la vida a Joaquín Rabellino y compañía.

Luego San Carlos fue encontrando las marcas. El mencionado Rabellino y Fabricio Vuagniaux, con la asistencia del líbero Matías Mansilla, pudieron contralar a los atacantes azulgranas. Tomás Pastor encimó a Pérez hasta quitarle influencia, pero la clave del vuelco que tuvo el trámite de las acciones se sustentó en la potencia de Nazareno Carrasco, que jugó bien abierto por derecha, en los habituales arranques de Ricardo Barrientos por izquierda, en las apariciones sorpresivas de Juan Manuel Gómez Heredia, que se tiró 20 metros atrás para comenzar sus carreras con balón dominado y en la movilidad de Bernardo Bernasconi, que logró el empate a los 36’.

En el cierre de esa primera mitad, el cuadro verde logró imponer sus condiciones, su estilo de juego dinámico y pujante y convirtió al golero Emilio Rossé en una de las mejores figuras.

Al comienzo del complemento, Capilla volvió a afirmarse en el círculo central y logró bajarle voltaje a las revoluciones que su rival le imprimía a la lucha. Nuevamente Quinteros, Pérez, Gallego y Alan Greco desde la banda izquierda pudieron encadenar varias series de pases al pie, prolijos, sencillos que le permitieron adueñarse de la pelota y después buscar al inquieto Medrano que dispuso de un par de aproximaciones peligrosas hasta las inmediaciones del muy seguro Villanueva.

Pero al mismo tiempo, Rossich fue dotando a su formación de hombres de ataque. Primero ingresó el reaparecido Sebastián Iturralde que armó una poderosa doble punta de lanza con Bernasconi, que tuvo una destacada actuación. Un rato más tarde se sumó Maximiliano Cruz para despachar zurdazos picantes y también para tratar de juntarse con un Juan Demergasso extrañamente impreciso. Vuagniaux trepó por su lateral hasta casi convertirse en puntero. La ofensiva de San Carlos se volvió persistente y llenó de centros y pelotazos cruzados el área de Rossé, que una y otra vez respondió con grandes atajadas.

Los de Exaltación de la Cruz se fueron encerrando cada vez más en el fondo, apoyados en el vigor de Lautaro Camacho para el combate cuerpo a cuerpo y en la reconocida clase de Diego Santoro, impecable en el mano a mano y también en el cabezazo. La resistencia defensiva fue tenaz pero repleta de angustia hasta que a los 40’ Cruz convirtió un penal que estableció la merecida victoria de los locales.

Ya en los penales Martín Villanueva fue tan invencible como hace exactamente 10 años cuando se consagró campeón de las Tres Ligas vistiendo la casaca de River Plate. El arquero abrió la serie convirtiendo su remate y luego atajó los disparos de Medrano, Francisco Bellido y Matías Romero. Un verdadero titán enfundado en una camiseta gris que desató la alegría de la enorme concurrencia que presenció la dramática clasificación alentando sin parar a lo largo de toda la  fresca noche de Capitán Sarmiento.

San Carlos: Martín Villanueva (9); Joaquín Rabellino (7), Matías Mansilla (6) y Fabricio Vuagniaux (7); Nazareno Carrasco (6) (después Sebastián Iturralde 6), Alan Fernández (5) (reemplazado por Maximiliano Cruz 6), Tomás Pastor (6), Ricardo Barrientos (6) y Juan Demergasso (5); Bernardo Bernasconi (8) y Juan Manuel Gómez Heredia (7). DT: Julio Rossich.

Capilla: Emilio Rossé (8); Marcos Arguello (6) (más tarde Francisco Bellido), Diego Santoro (8), Lautaro Camacho (7) y Alan Greco (6); Diego Bordoni (6) (después Carlos Córdoba), Joaquín Gallego (6), César Quinteros (6) (sustituido por Matías Romero) y Daniel Pérez (6); Rodrigo Rama (5) (reemplazado por Jonatán López) y Kevin Medrano (6). DT: Julio Márquez.

Goles: 12’ Rama (C), 36’ Bernasconi (SC) y 85’ Cruz (SC) de penal.

Definición por penales: Villanueva, Medrano (atajado), Iturralde, López, Vuagniaux, Bellido (atajado), Cruz (desviado), Romero (atajado).

Juez: Darío López.

Público: 600 personas.

La Figura: Martín Villanueva (9) de San Carlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.