El domingo, River Plate le ganó 3 a 0 a Unidos un cotejo correspondiente a la fecha inaugural del Torneo Clausura 2022.

Unidos, ahora entrenado por Miguel Ángel López, le complicó la vida al cuadro de la Plaza Belgrano durante todo el primer tiempo y en un tramo de complemento porque ejerció una presión intensa en la zona media comandada por el vigoroso Martín Córdoba, que regresó de su corto paso por Huracán, bien acompañado por el achique hasta la raya central de los zagueros (Cristián Cejas y José Aquino), por los piques del capitán Fernando Silva, recostado como volante por derecha y por las corridas punzantes del zurdo Facundo Cufré (que retornó tras una breve estadía en San Antonio) que protagonizó un mano a mano durísimo con Tomás Portillo.

El elenco aurinegro mostró una gran condición física, un aceptable orden táctico, mucha dinámica y fervor para apretarlo a River Plate en su campo, para ahogarlo y no dejarlo salir cómodo. Solo le faltó (más allá del elogiable empeño de Adrián Cufré, en su vieja posición de delantero neto y de Marcelo Aguirre) una mayor cuota de claridad en ofensiva para comprometer más seriamente al debutante Bernabé Caroccia, que se desempeñó con seguridad.

Igualmente, en un balance inicial simple, le quedan algunos aspectos positivos, cierta evolución en su juego a pesar de la nueva derrota.

El conjunto de José Gasparro absorbió con calma el ímpetu de su rival. Si bien por momentos aceptó el toma y daca vertiginoso que le propuso el enjundioso Unidos, mantuvo la organización colectiva, la predisposición por cuidar el destino de la pelota y cuando tuvo un respiro puso sobre la cancha la jerarquía de sus hombres: Lucas Insaurralde, Lucas Gómez (el flanco izquierdo de la retaguardia de la banda roja es de alto nivel), Luciano Conti, Santiago Cicarelli y Julián Casas, que acumula muchos años de experiencia, inclusive en campeonatos regionales, para convertir en figura al golero Heber Martínez que con sus atajadas demoró la apertura del marcador.

Cicarelli casi no había entrado en escena a lo largo del primer tiempo porque fue neutralizado por los defensores de Unidos. Pero después se dio cuenta, porque entre otros atributos es un jugador muy astuto, que la clave era no ir al choque, a la fricción sino que el negocio pasaba por buscar los espacios libres para aparecer por sorpresa. Así fue que el capitán convirtió sus dos goles, los que definieron la contienda. El primero lo anotó tras una gran jugada en sociedad con Conti y el segundo aprovechando una serie de rebotes en la puerta del área, en una maniobra confusa pero que Santiago resolvió con la clase que lo distingue desde hace más de una década.

Cerca de los quince minutos del complemento ingresó Juan Canaveri en reemplazo de Máximo Griego que había agotado sus energías en la frenética lucha de la mitad de la cancha. El volante le volvió a dar a su equipo las respuestas que buscaba porque es livianito, habilidoso, vivo para moverse, para escapar al roce, agiliza el traslado del balón y saber llega al gol, como lo hizo a los 38’ cuando anotó el 3 a 0 luego de un notable pase de Conti, que rindió en gran forma con sus piques veloces y centellantes.

River Plate: Bernabé Caroccia (6); Tomás Portillo (6) (más tarde Guido Gómez), Mateo Antonijevic (5) (reemplazado por Joaquín Yacoy 6), Alvaro Bobetti (6), Lucas Insaurralde (7) y Lucas Gómez (7) (más tarde Ignacio Punte); Nehuen Guzmán (6), Julián Casas (6) y Máximo Griego (6) (sustituido por Juan Canaveri 7); Santiago Cicarelli (7) (luego Tomás Cufré) y Luciano Conti (7).

DT: José Gasparro.

Unidos: Heber Martínez (7); Luciano Aragone (6), Cristian Cejas (6) (más tarde Alfredo Torres), José Aquino (6) y Sebastián Lofredo (5) (reemplazado por Diego Hernández); Fernando Silva (6), Facundo Viú (5) (luego Jorge Otazo), Martín Córdoba (7) y Facundo Cufré (6); Adrián Cufré (6) (sustituido por Sebastián Heredia) y Marcelo Aguirre (5) (después José Salaverry).

DT: Miguel Angel López.

Goles: 46’ y 70’ Cicarelli y 83’ Canaveri, todos para River Plate.

Juez: Darío Moreno.

Público: 280 personas.

La Figura: Luciano Conti (7) de River Plate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.