Días de Areco conversó con Candelaria Schamun, una de las propietarias de Ortiga Mansa, una fábrica de alimentos a base de plantas que desde hace dos años trabaja en Duggan.

Ortiga mansa, que cuenta con la habilitación provincial, produce medallones y hamburguesas con legumbres, seudo cereales y verduras que comercializan en San Antonio de Areco y la zona.

Durante la entrevista, Schamun comentó que están a punto de inaugurar un nuevo espacio, que cumple todas las normas establecidas por el Código Alimentario Nacional, para ampliar la producción y generar empleo genuino.

¿Cómo nació esta iniciativa de producir alimentos en base de plantas?

“Producir alimentos es una actividad muy noble, pero al mismo tiempo es una gran responsabilidad porque estás haciendo algo que va a estar en la mesa de una familia. Llegar ahí es un momento de tanto amor, pero es lo que nos da esta responsabilidad porque además hoy el alimento es algo que está en jaque. Entonces para nosotras es importante agregarle valor a la cadena productiva”.

¿Qué producen en Ortiga Mansa?

“Nosotras producimos alimentos a base de plantas y desarrollamos cinco sabores de medallones, o sea hamburguesas congeladas a base de legumbres, seudo cereales y verduras. En las legumbres le agregamos valor a un productor local que produce granos agroecológicos en unos campos en Robles. De a poco vamos incorporando que la materia prima sea de origen orgánico porque creemos en que hay que producir alimentos que le generen un plus valor a quien los come, que sean saludables y nobles”.

¿Qué otras características tienen los alimentos de Ortiga Mansa?

“Queremos que nuestros alimentos no sean ultraprocesados, que nutran y que sean accesibles para la mayor cantidad de personas porque el acceso a una comida saludable cada vez se vuelve más restrictivo. Entonces me parece que el desafío es no solo producir alimentos, sino que también sean accesibles para que las personas puedan comer de manera saludable”.

Están en Duggan…

“Sí, estamos en Duggan y contamos con una habilitación provincial que se llama PUPA y que te abre un montón de puertas porque es un sello de calidad y certifica que el emprendimiento cumple las normas de bromatología para producir esos alimentos”.

¿Dónde comercializan sus productos?

“Llevamos nuestros productos a muchos lugares de San Antonio de Areco, en Luján, en San Andrés de Giles. Ahora estamos muy cerca de inaugurar la primera fábrica de alimentos en base de plantas en Duggan porque el espacio que teníamos nos quedó chico. Queremos que sea un lugar que de trabajo genuino y que la comunidad se termine apropiando de un emprendimiento que genera trabajo”.

¿Cuándo tienen previsto inaugurar esta fábrica?

“La armamos de 0, bajo las normas del Código Alimentario para poder sacar una habilitación nacional. Estamos terminando todo para que quede impecable y la idea es poder inaugurar en los próximos días porque solo nos quedan algunos detalles. De a poco fuimos comprando todas las máquinas para armar la línea de producción y mejorar la calidad y acortar los tiempos. Solo nos quedan comprar los elementos de seguridad, como matafuegos y esas cosas porque como dije recién, la instalación eléctrica es nueva, pintamos con las pinturas especiales que nos exigen las leyes vigentes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.