Luis Lupini, Concejal mandato cumplido y funcionario durante la gestión de Francisco Durañona, analizó para Días de Areco la situación técnica y legal de la obra de ampliación del hospital Emilio Zerboni.

En la conversación, Lupini manifestó que es un procedimiento absolutamente desprolijo y que la aprobación del expediente que concretó el oficialismo en el Concejo Deliberante no cambia en nada una situación repleta de anomalías.

¿Qué requisitos técnicos se debe tener en cuenta antes de iniciar una obra pública y más aún en un lote y o edificio municipal?

“Bueno, todos los que no se tuvieron en cuenta en el caso de esta situación y la verdad que es lamentable que se haya llegado hasta este nivel de discusión con algo que al menos administrativamente ya se debería haber solucionado. Sin entrar en las cuestiones políticas, pero debo decir que técnicamente esto es absolutamente desprolijo porque el gobierno debería haber enviado al Concejo Deliberante un proyecto debidamente terminado”.

¿Por qué razones y que aspectos técnicos puntales se debieron tener en cuenta en este procedimiento?

“Primero en razón de la magnitud de la obra. En segundo lugar, por la ubicación de la obra, en una zona que, desde el punto de vista hidráulico, está muy comprometida. Tercero porque se trata de un hospital público, porque se va a invertir dinero público y también habrá donaciones. Esto debe someterse a la aprobación de otros organismos nacionales y provinciales vinculados a la salud pública y también con entidades privadas relacionadas a la prestación de servicios de salud.”

¿Qué gravedad tiene que se haya empezado la obra con una donación y sin que haya aprobación del Concejo Deliberante?

“La complejidad de llevar adelante esta obra es muy importante como para ser tratada de esta manera desprolija desde el inicio. Yo creo que hay situaciones, por las que por mucho menos de lo que está ocurriendo con este tema, se ha destituido un intendente.  Me refiero a que un privado haya ejecutado una obra, sin ningún tipo de autorización, en un lugar público, municipal como es el hospital Emilio Zerboni y en un lugar altamente comprometido desde el punto de vista hidráulico.”

¿Qué cambia en esta situación con lo que aprobó el oficialismo en la sesión extraordinaria del jueves 4 de agosto?

“Esta situación que describo tampoco se subsanó con el último expediente que aprobó la mayoría oficialista del Concejo Deliberante, aclaro que no con la anuencia del bloque del Frente de Todos, porque simplemente lo que se hizo fue darle una pátina de certidumbre a lo que nosotros venimos planteando desde un principio: que todo estaba mal hecho. Pero lo que se aprobó no hace más que reflejar todas las anomalías que se cometieron desde que arrancó este proceso de obra”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.