El Sindicato de Trabajadores de Luz y Fuerza fue la sede de un plenario del Frente de Todos que tuvo una concurrencia pocas veces vistas en los últimos tiempos, más aún por fuera de la época de campaña electoral.

El senador Francisco Durañona abrió el encuentro con un análisis de la delicada situación nacional (hizo referencia al intento de asesinato de la Vicepresidenta de la Nación, a los discursos de odio, al papel de los medios de comunicación hegemónicos pero también habló del pensamiento del Presidente del PJ nacional, Máximo Kirchner, y de la movilización popular del viernes pasado) y delineó los puntos centrales de una estrategia política para que el peronismo recuperé el municipio en 2023.

En su discurso, claro y encendido como es su costumbre, Paco definió al peronismo como un proyecto nacional con una raíz local, invitó a participar a todos los que tengan pretensiones de ser candidatos a que expongan sus propuestas y afirmó que el Frente de Todos debe ser un espacio amplio de discusión interna y el escenario donde se deben procesar las diferencias sin perder de vista la unidad.

Luego fue el turno del resto de los que tomaron la palabra: Mariano Pinedo, Luján Demergasso, Ramiro Ramallo, Agustín López, Andrés Antedoménico, que explicó su pertenencia al campo popular desde el alfonsinismo, Aldo Menconi y Florencia Mendizábal.

El presidente del Partido Justicialista, Francisco Lobos, ofició como coordinador de la reunión y comentó que en los próximos días habrá una nueva convocatoria para seguir escuchando las distintas opiniones de los dirigentes y militantes que componen la versión local del Frente de Todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.