Anoche, Huracán y San Patricio empataron 1 a 1 en el cotejo que cerró la séptima fecha del Campeonato Clausura 2022 que organiza la Liga Deportiva. Con este resultado, el equipo verde amarillo conservó el invicto y la punta de la tabla de posiciones en soledad y el Globito se mantiene como su único escolta con 16 unidades.

Ante una multitud, más de 500 personas colmaron las tribunas del viejo estadio Enrique Fitte, el clásico moderno de nuestro fútbol fue bastante parejo, no ofreció mucho más que un puñado de emociones y recién alcanzó cierto voltaje en el tramo final, cuando llegaron los goles.

San Patricio jugó algo mejor y buscó la victoria con más determinación. El cuadro que ayer dirigió Diego Vaccarini (Germán Mangieri no estaba en la ciudad) se sobrepuso a la seria lesión de Federico Menconi (se lastimó un tobillo cuando apenas iban 6m y dejó su lugar a Martín Ginat) y a la también tempranera salida de Segundo Ovando (casi con seguridad con un desgarro en la parte posterior del muslo derecho) pero a pesar de esos contratiempos, siempre salió jugando desde el fondo, hizo circular la pelota con fluidez, por momentos lo encerró a su rival cerca de su arquero, Juan Cicarella y tuvo dos chances de peligro muy netas en los pies de Gignat y en la cabeza de Nicanor Basavilbaso.

Pero si bien es cierto que dominó durante gran parte del encuentro, fue discontinuó y poco profundo.Huracán apostó a otra cosa. Corrió muchísimo, apretó las marcas, achicó espacios, apeló al roce, a la pierna fuerte, fue más vertical y sus cartas ofensivas fueron la velocidad de Diego Arce y las gambetas de Tomás Risso.

En varios tramos el elenco rojinegro emparejó el trámite de la contienda, sobre todo cuando logró neutralizar a Manuel Blanco, pero inquietó poco al golero Brian Rivello.

El primer tiempo fue apenas discreto y sumamente equilibrado, salvo un ratito, entre los 20 y los 25 minutos, cuando San Patricio rodeó el área de Huracán, que sostuvo la resistencia con una impecable tarea de Ramón Basombrío en el puesto donde mejor rinde, como primera marcador central y respondió con algunas picantes corridas de Risso y Arce.

Lo mejor del actual campeón de la Liga fueron la limpieza de Basavilbaso y Cesar Núñez para organizar el arranque desde la última línea, la dinámica de Lorenzo Vidal por la banda derecha, algunos arranques talentosos de Juan Bolea, las escaladas potentes de Agustín De Rosa por el lateral izquierdo y los piques de Blanco cuando lograba filtrarse entre Joaquín Sills e Ismael Gaona. Pero todo en pequeñas dosis más allá que hubo un par de jugadas polémicas, donde todo San Patricio reclamó sendos penales contra Manuel que el juez mercedino, Carlos Grande, dejó sin sanción.

Huracán se hizo duró atrás y en el medio, con Nicolás De Felice raspando a suelazo limpio en el círculo central, con el ida y vuelta de Facundo Filipelli, esta vez como volante izquierdo, con la marca recia de Mateo Monserrat, con el vigor físico de Gaona, con lo ya apuntado del mayor de los Basombrío y con la firmeza de Sills, definitivamente afianzado en su rol de cuevero.

No cambió mucho en el complemento que siguió con altibajos, con pasajes de monotonía matizados con algunos chispazos que generaban una pizca de emoción. Pero el clásico tenía gusto a poco la verdad hasta que a los 30m Manuel Blanco abrió el tanteador con un gol que llevó su marca registrada: entrada veloz por derecha y definición exacta con un zurdazo bajo.

El Globo había ganado algo de claridad con la incorporación de Tomás Guevara (sustituyó a Pedro Basombrío) pero consiguió el empate con un tremendo sablazo de Gaona que se clavó en el ángulo superior derecho del arco que da espaldas al frigorífico, cuando iban 36m y desató la alegría se su numerosa hinchada, que sintió el 1 a 1 como si fuera una victoria.

San Patricio: Brian Rivello (6); Emanuel López (6), Nicanor Basavilbaso (7), César Núñez (7) y Agustín De Rosa (7); Lorenzo Vidal (6), Federico Menconi (-) (reemplazado por Martín Ginat 6 y luego Alvaro Gómez), Rodrigo Gómez (6) y Juan Bolea (6); Manuel Blanco (7) y Segundo Ovando (-) (sustituido por Tobías Lercaro 5). DT: Diego Vaccarini.

Huracán: Juan Cicarella (6); Mateo Monserrat (6), Ramón Basombrío (8), Joaquín Sills (7) e Ismael Gaona (7); Silverio Antinone (5), Nicolás De Felice (6), Pedro Basombrío (5) (luego Tomás Guevara) y Facundo Filipelli (6); Tomás Risso (6) y Diego Arce (6) (reemplazado por Felipe Novillo). DT: Juan Rivero.

Goles: 75’ Blanco (SP) y 81’ Gaona (H).

Juez: Carlos Grande (Liga mercedina).

Público: 500 espectadores.

La figura: Ramón Basombrío (8) de Huracán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.