Días de Areco mantuvo una entrevista a fondo con Ana Laura Fuentes sobre el vertiginoso crecimiento que vive la Universidad Nacional de San Antonio de Areco, creada a finales de 2015, en el último tramo de la presidencia de Cristina Fernández.

A lo largo de la conversación, la Secretaria de Relaciones Institucionales de la UNSADA, habló sobre los orígenes del recordado CUA, de los primeros egresados, del desarrollo regional de la universidad y la transformación social que promueve en el mediano plazo y que va a beneficiar a nuestra ciudad.

¿La UNSADA está en una etapa de crecimiento “hacia adentro” de San Antonio de Areco?

“El desarrollo hacía adentro no solo tiene que ver con aspectos temáticos sino también con el crecimiento que ha tenido la universidad en otros rubros: lo edilicio, la cantidad de carreras.  Recuerden que hace unos pocos días estábamos acompañando a la segunda tanda de graduados, la mayoría de ellos, me animo a decir que el 90%, eran primera generación de universitarios en su familia”.

¿El CUA creado en 2012 fue la base fundamental para la UNSADA?

“El 15 de junio inauguramos la sede académica donde la universidad germinó que fue el CUA. Le podemos decir sede Rivadavia pero va a seguir siendo el CUA para todos los vecinos. Fue el primer edificio que también vio egresar a las primeras enfermeras universitarias recibidas en San Antonio de Areco. Todo eso creció en términos de arraigo, de desarrollo regional y local. Hablamos ni más ni menos de lo que arrancó como un sueño y ahora se concreta con edificios, con campus, con campo experimental, con nuevas estructuras y con nuevas carreras porque es una universidad donde podemos estudiar todas y todos sin tener que irnos”.

Este crecimiento se dio en menos de una década…

“Absolutamente y lo podemos poner no solo en términos locales porque también la universidad se desarrolló en Baradero, donde tiene su sede académica con edificios propios, tenemos extensiones áulicas en varias ciudades de la región, que llevan el nombre de San Antonio de Areco, y se dictan unas cuantas carreras en todo el norte de la provincia de Buenos Aires”.

¿A qué apunta la oferta académica de la UNSADA?

“Quiero hacer hincapié en las carreras vinculadas al desarrollo regional: ingeniería, informática, administración y gestión. Pero también hay otra oferta, y en esto pienso que tuvo que ver la pandemia, ligada a la salud como son las tecnicaturas en gerontología y acompañante terapéutico más un despliegue de contenidos que van acompañando a los terciarios y a los centros de formación, instituciones con los que la UNSADA convive, que también son muy reconocidos en nuestra ciudad y en toda la región”.

¿Tener una universidad cambia la vida de San Antonio de Areco como sociedad?

“La universidad nos hace mejores en todo sentido. Porque nos permite estudiar contenidos de calidad, vincularnos con docentes de prestigio a nivel nacional, pensar en la proyección de los docentes de San Antonio de Areco, contar cada vez con más personas de la región involucradas en el proyecto y también lo es para los chicos y chicas que empiezan a estudiar y ven a la UNSADA como algo natural. Es una construcción en el mediano y para el largo plazo que en un principio tuvo mucha oposición cultural y yo le agrego también mentales porque en su momentos hasta quisieron frenar las gestiones. Hoy somos una ciudad universitaria y vamos a tener una trasformación social vertiginosa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.