Tras la multitudinaria marcha de ayer en pedido de justicia ante el último femicidio ocurrido en nuestra ciudad, manifestantes entregaron un petitorio al Concejo Deliberante.

La nota, acompañada por gran cantidad de firmas, ingresó formalmente anoche en el marco de una nueva sesión ordinaria del deliberativo.

El texto completo del petitorio:

San Antonio de Areco 16 de noviembre 2022

Presidenta del Concejo Deliberante Gabriela Morrow:

Frente a un nuevo caso de femicidio, que se ha cobrado la vida de otra mujer de nuestro pueblo en manos de su pareja, queremos expresar nuestra tristeza y preocupación ante la sucesión de situaciones de violencia extrema donde el desenlace siempre está poniendo en juego nuestras vidas.

Necesitamos hacer visible lo que una buena parte de la sociedad parece negar: en San Antonio de Areco hubo dos femicidios en el transcurso de los últimos 13  meses. Son muertes que las autoridades, y consecuentemente los medios, describen como “tragedias”, y este enfoque vuelve urgente el tratamiento adecuado, y con perspectiva de género, de esta problemática.

Las organizaciones venimos advirtiendo que necesitamos un Estado presente que no niegue, ni esconda con eufemismos, la gravedad de los hechos que están sucediendo.

Motivos por los cuales pedimos políticas públicas activas:

Que el Consejo de las Mujeres vuelva a reunirse, periódicamente y dando espacio a todas las voces, para servir de nexo entre las mujeres y diversidades y el Estado municipal. De esta manera, las organizaciones intermedias que se ocupan del acompañamiento ante estas problemáticas, podrán colaborar en la generación de herramientas para la prevención y erradicación de las violencias.

Que la Mesa Local Intersectorial sea una herramienta activa, generando el diálogo necesario entre los diferentes ámbitos que intervienen en los casos de violencia familiar y de género.

Vista la gravedad de la incidencia de los casos de violencia de género en nuestro distrito, llegando a ser esta causal de muerte, pedimos la creación de una secretaría específica para la temática de género en el municipio.

Que las personas encargadas de comunicar sobre temas de violencia de género desde el municipio y desde la misma policía sean mujeres. Queremos que se les dé voz a las mujeres que se ocupan de estas temáticas. Por parte del municipio, que se designe a una funcionaria que demuestre formación con perspectiva de género y capacidad de comunicación empática para no generar en la población más malestares de los que ya  existen.

Que las capacitaciones en la ley 27.499, Ley Micaela, sean constantes desde el Estado, hacia asociaciones intermedias y funcionarixs y trabajadorxs, generando procesos de formación integral, que cuestionen la desigualdad y la discriminación, y transformen las prácticas concretas de todas las personas que se desempeñan en la función pública. Acelerar la implementación de la ley 26.150 de Educación Sexual Integral en todos los establecimientos educativos, de gestión estatal y privada, provinciales y municipales, en todos los niveles y modalidades.

Que la casa refugio “Renacer” se homologue con los recursos de la red provincial de refugios y casas de día para situaciones de violencia de género.

Que la justicia de una buena vez por todas adopte perspectiva de género. Que se generen los instrumentos para modificar el Código Penal.

Que el acceso público a la información estadística sobre violencia de género en nuestro distrito se haga efectivo, de manera transparente y fácilmente disponible para aquellxs que lo soliciten.

Que se designe presupuesto para la atención de la problemática.

Que se entienda de una vez por todas el pedido de participación ciudadana como un recurso más para generar soluciones, porque somos conscientes de nuestra capacidad para generar respuestas articuladas con la realidad que nos toca.

La violencia de género no es, ni una “epidemia” ni una “tragedia”, son situaciones que se generan en sociedades que presentan una fuerte desigualdad y que solo pueden ser abordadas desde un enfoque multisectorial requiriendo para esto de la participación de la  sociedad y sobre todo de aquellxs que fueron elegidxs para gobernarnos. Haciendo foco en la prevención y el abordaje con acciones concretas, sin dilatar decisiones, sin excluir la participación de nadie.

Que el Estado municipal diga que no pudo hacer nada en este caso, por falta de una denuncia previa, es una manera de revictimizar y de seguir ocultando su inacción ante una problemática que venimos advirtiendo hace años.

Lo volveremos a gritar una y mil veces hasta que nos escuchen: ¡no queremos más Lucias! ¡No queremos más Marías! ¡No queremos más excusas! Y para eso tenemos que empezar a trabajar desde ahora. Basta de femicidios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.