La enfermera Araceli Vidal conversó con Días de Areco sobre el prolongado conflicto salarial que los trabajadores municipales, principalmente los del área de salud, mantienen desde 2020 con el gobierno que encabeza el Intendente Francisco Ratto.

Durante la entrevista, la delegada de ATE señaló que desde el Municipio implantaron la cultura del miedo para acallar los reclamos mediante suspensiones, quite de bonificaciones y horas extras y ahora también despidos injustificados porque no cumplen con lo que dispone la ley.

¿Cómo es el ánimo de los trabajadores de salud ante los despidos que decretó el gobierno municipal?

“Estamos desilusionados porque del Municipio no esperamos absolutamente nada. El Intendente ya demostró cómo se maneja pero la verdad es que estamos en lucha. Esa es la palabra: estamos en lucha y no vamos a bajar los brazos ante nada”.

¿Cómo se maneja el Intendente?

“Todos escuchamos de boca de ellos, Intendente y funcionarios, que tan importante son los trabajadores de salud, que fueron el eslabón principal en la lucha contra el Covid, que éramos los héroes de San Antonio de Areco y de pronto nos encontramos con salarios magros, que están por debajo de la línea de la pobreza y del mínimo vital y móvil y que ante el reclamo para mejorar esta situación somos perseguidos”.

¿De qué manera son perseguidos los trabajadores que reclaman por mejores salarios?

“Nos infunden miedo, nos sacan bonificaciones, horas extras y finalmente despiden a dos compañeros. Entonces estamos ante un Municipio que se maneja con la cultura del miedo y con el silencio porque ante el reclamo de los trabajadores lo que hacen es eso, llamarse a silencio, por ejemplo presentando en una de las reuniones con el Ministerio de Trabajo a un abogado nuevo que ni siquiera sabíamos quién era. Nos chicanean constantemente. Ellos se manejan con su política, con su ideología y no permiten que nadie piense distinto ni mucho menos que se manifiestan para reclamar algo que es justo. Si te salís un poquito del carril que ellos quieren, enseguida toman medidas represivas como lo es el despido de dos compañeros de salud con la necesidad de personal que hay en el área, especialmente en enfermería. Eso demuestra también lo poco que les importa todo, ni siquiera cumplir la ley porque los despidos están fuera de la ley”.

Las dos movilizaciones que hicieron la semana pasada tuvieron un número menor de manifestantes si las comparamos con las largas jornadas de agosto. ¿Por qué motivo?

“Es por la cultura del miedo. El compañero tiene miedo. Pero si bien tuvimos poca adhesión en la calle, adentro del hospital está el apoyo de la gente que estaba haciendo paro en su lugar de trabajo. Pero hay miedo a salir, a exponerse, porque saben que van a seguir tomando represalias.  Ese miedo es lo que hace que el trabajador no esté en la calle protestando. Con esto demostramos que el Municipio no tiene límites cuando el miércoles pasado la Delegada del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires fue perseguida por la policía. ¿Si no respetan a un funcionario de la provincia qué seguridad va a tener un trabajador de que no tomen represalias contra ellos? Por eso siembran esta cultura del miedo que hace que el trabajador no salga a la calle con sus reclamos. Como habíamos perdido el miedo, la respuesta fue echar a dos compañeros”.

¿No hay un apoyo por parte de la mayoría de los trabajadores municipales a la política salarial que lleva adelante desde 2019 el Intendente Francisco Ratto?

“No hay un apoyo a la política salarial del Municipio. Yo creo que nadie está conforme con los salarios porque nosotros cobramos el 5 y el 10 ya no tenemos más plata. Lo que hay es miedo.  Hablamos con los compañeros y nos dicen que es poco lo que cobran pero que con eso le dan de comer a sus hijos y se lo van a sacar. Eso hace que el compañero acompañe la medida de fuerza desde su lugar de trabajo pero que no se exponga en la calle. Esto no pasa solo en salud porque las auxiliares de educación están en la misma situación. El corralón todos sabemos que es un mundo aparte porque cada uno maneja sus arreglos personales con el gobierno y en las demás áreas del Municipio también pasa lo mismo porque tienen miedo de mostrarse porque quedan expuestos.  Nuestra respuesta es que estamos trabajando para que esto no siga pasando y no vamos a parar hasta llegar a ese objetivo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.