La Escuela Especial N° 501, “Simona Segura”, celebró hoy sus 50 años con un emotivo acto frente a su sede de Italia y San Martín. Con la presencia de sus docentes actuales e históricas, estudiantes y egresados, autoridades y público en general, la institución hizo un repaso por su trayectoria y celebró los logros alcanzados al llegar a estas bodas de oro.

Tras el ingreso de las banderas de ceremonia encabezadas por los Veteranos de Malvinas, se entonaron el Himno Nacional y la Marcha de Malvinas. Más tarde, la directora de la escuela, Mariela Muriel, se dirigió a los presentes.

“Celebramos hoy los distintos recorridos, las distintas trayectorias en diferentes épocas y contextos”, señaló. “Este es una escuela donde las historias compartidas, los deseos abrazados, las esperanzas y metas nos unen más que nunca. Nuestra escuela es un lugar de construcción colectiva, que está permanentemente atenta a miradas contenedoras y diálogos que propicien escenas históricas significativas. Es una escuela para la vida, una escuela donde los niños y las niñas se preparan para un futuro lleno de deseos”.

Además, llamó a seguir trabajando por “una escuela que sea ambiente facilitador donde poder entregarse y ser sujeto de derechos, donde poder ser vistos cada uno y cada una en su subjetividad. Un lugar donde no se deje a los niños y las niñas marcados con diagnósticos estigmatizantes sino que se permita que sean creadores de sus destinos”.

Luego, la docente Nancy Gaute relató la reciente visita de un ex alumno de la escuela, ahora adulto, y destacó que “durante todos estos años hemos sido partícipes en un ámbito formativo de muchos momentos: viajes, torneos, casamientos, nacimientos, despedidas, desfiles, comuniones, encuentros recreativos, hasta llegar a estas bodas de plata. Todo lo que aprendimos y aprendemos de ustedes nos ayuda a crecer y ser mejores”.

Hubo discursos también del Intendente Ratto y de la Inspectora Regional Anahí González y en uno de los tramos más emotivos del acto, los ex alumnos Nicolás Cabrera e Ignacio Díaz compartieron su experiencia y les agradecieron sus docentes.

El acto cerró con una presentación a cargo de estudiantes y sus maestras, que le dieron color a la mañana bailando en la calle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.