El Concejal del Frente de Todos, Leonardo Sorchilli, le comentó a Días de Areco sobre las visitas que están realizando a los barrios de la costanera para hablar sobre las obras hidráulicas en los puentes de las rutas 41 y 8

Sorchilli remarcó que estas gestiones fueron un trabajo mancomunado del Senador Francisco Durañona con los vecinos de la ribera pero al mismo tiempo notó el malestar creciente en los barrios con la gestión del Intendente Ratto.

En las últimas semanas estuvieron visitando a los vecinos de los barrios de la ribera…

“Estuvimos haciendo una serie de visitas a los vecinos. Fuimos al barrio Don Pancho, al Amespil, también hablamos con gente de Canuglio y ya empiezan a soltarse, a comentar lo que les pasa. Vos notás que la gente empieza a hablar, que se interesa en la gestión del Municipio, sobre lo que hace y no hace el Intendente Ratto. También le interesan las obras y hay una cuestión que nos preocupa a todos que es la inflación. Pero que los vecinos hablen de la gestión del gobierno municipal nos abre una posibilidad que antes no tuvimos porque pienso que por la pandemia no pudimos tener ese vínculo o por lo menos no se expresaban sobre estas deficiencias del Intendente”.

¿Qué planteos puntuales les hicieron los vecinos sobre la gestión del gobierno municipal?

“Esto que te digo no significa que Ratto este debilitado ni muchos menos, pero sí que ahora se escuchan cosas que antes no se escuchaban. Se habla puntualmente de situaciones en el Hospital Zerboni, del tema de los sueldos de los empleados municipales, de los despidos y también sobre la vida cotidiana porque en los barrios hay directamente abandono. Eso la gente lo dice y lo reclama. Les llama la atención que cuando tienen que ir a hacer un trámite a la Municipalidad se encuentran con muchas dificultades. Todo eso los vecinos lo expresan. Tal vez nosotros debemos comprender que muchas cosas en política van por lo bajo, que transcurren en el llano y que es ahí donde tenemos que apuntar”.

Pero ustedes fueron a los barrios a conversar de otros temas…

“Fuimos a conversar con los vecinos por las dos obras en el río. Primero por la Ruta 41 porque quisimos dejar bien en claro cómo era una obra que ya está adjudicada y a punto de comenzar. En cambio el aliviador del puente de la Ruta 8 recién está en etapa de licitación y se abrieron los sobres con las cotizaciones de las empresas interesadas, que fueron cuatro. Pero hay algo importante en esto: estas obras estaban totalmente paradas y hoy se ponen en marcha nuevamente”.

¿Cómo se reactivaron estas obras hidráulicas?

“Hay que reconocer que hubo un trabajo muy fuerte del Senador Paco Durañona de manera mancomunada con los vecinos porque a raíz de lo que fue el tema del relleno y alteo en el hospital se movieron y volvieron a poner la cuestión de las inundaciones en la palestra. Esas dos cosas hay que reconocerlas porque conozco las reuniones que los vecinos tuvieron con Paco para llevarle sus propuestas, sus inquietudes y como lamentablemente no tenían respuestas desde el Municipio lascanalizaron en Durañona que fue el gestor de estas últimas obras que son fundamentales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.