Analizamos uno por uno, la actuación de los protagonistas del empate 1 a 1 en el clásico Huracán – San Patricio.

Huracán

Juan Cicarella (6): en el complemento realizó una muy buena atajada ante un potente remate de Gignat. No pudo hacer nada en el gol de Blanco

Mateo Monserrat (6): firme, aguerrido, rendidor, se ganó la titularidad como marcador de punta derecho gracias a su regularidad. Es una de las banderas de Huracán.

Ramón Basombrío (8): sufrió una lesión seria en el verano que le demandó una prolongada recuperación. Reapareció ante Rivadavia pero jugando solo unos pocos minutos y frente a San Patricio fue la figura del encuentro. Ubicado como primer marcador central, donde mejor juega, nunca perdió un mano a mano, estuvo seguro de arriba y fue el único que pudo controlar a Blanco en velocidad. Su retorno es una buena noticia para todos los gustosos del fútbol bien jugado.

Joaquín Sills (7): ya definitivamente asentado como cuevero, con buen panorama para desprenderse de la última línea y armar juego. Impecable en el juego aéreo reemplaza su falta de velocidad con un buen criterio para ubicarse.

Ismael Gaona (7): fuerte, temperamental, fervoroso. Cubrió su lateral con guapeza ante la presencia amenazante de Blanco pero subió cuantas veces pudo. Convirtió el tanto del empate con un zurdazo tremendo. Otro símbolo del Globito.

Silverio Antinone (5): corrió muchísimo por la banda derecha pero pesó poco en trámite del juego.

Nicolás De Felice (6): el histórico capitán del Globo hizo sentir el rigor de su suela en el círculo central. Por momentos estuvo impreciso con la pelota y apeló seguido a la pierna fuerte pero es un hombre fundamental en la estructura colectiva.

Pedro Basombrío (5): trató de cumplir con la tarea que normalmente realiza Lucas Petit, que arranca como un 5 más suelto para ordenar el transito del balón. Pedro fue intermitente, con intervenciones muy espaciadas y se dedicó a tapar la salida de Rodrigo Gómez hasta que fue reemplazado.

Facundo Filipelli (6): esta vez por izquierda, con la finalidad de obstruir las proyecciones de Emanuel López, pero tan dinámico como siempre. Lo amonestaron en el primer tiempo y eso condicionó su desempeño.

Diego Arce (6): inquieto, se tiró bien a los costados y ensayó algunos piques veloces aunque le faltó arrimarse más al área rival.

Tomás Risso (6): hábil, encarador. Recostado por la izquierda era la posibilidad de desequilibrio ofensivo pero al igual que Arce, sus incursiones no fueron profundas.

San Patricio

Brian Rivello (6): con poco trabajo pero estuvo seguro. El tiro libre de Gaona era realmente inatajable.

Emanuel López (6): atento a la marca de Risso, a quien controló bastante, también se mostró como salida por el lateral, aspecto que es su característica más destacada.

Nicanor Basavilbaso (7): el capitán coordina a la perfección sus movimientos con Núñez. Además está rápido para cubrir espaldas. Prolijo con el balón en los pies también mostró su carácter cuando el compromiso lo requiere y en este clásico se hizo notar.

César Núñez (7): tiempista, experimentado, con conocimiento del puesto de zaguero central, con el oficio que le dan sus más de 10 años en Primera División para controlar a delanteros como Risso y Arce que lo superan en velocidad.

Agustín De Rosa (7): como siempre vigoroso para trepar por el lateral izquierdo. Temperamental y fuerte en la marca. Otra buena actuación del número 3 verde amarillo

Lorenzo Vidal (6): ya acostumbrado a jugar por el callejón derecho del medio campo. Va y viene con buen ritmo aunque luego de la lesión de Menconi jugó más contenido, cerca de Gómez para colaborar en la faz defensiva.

Federico Menconi (-): se retiró gravemente lesionado a los 6 minutos de primer tiempo. Será una baja sensible para su equipo pero también será una pena no verlo jugar por un tiempo porque es un jugador de gran jerarquía.

Rodrigo Gómez (6): hace todo fácil, simple. Tuvo que pararse de 5 clásico y cumplió sin mayores problemas. Su presencia también estuvo en dudas porque viene acarreando una lesión que no lo deja moverse con normalidad.

Juan Bolea (6): hábil, con movilidad para ir a los costados, con algunas gambetas interesantes.  Muy marcado por De Felice generó algunas buenas maniobras ofensivas

Segundo Ovando (-): se retiró lesionado en el transcurso del primer tiempo cuando sus diagonales estaban complicando a los zagueros de la Plaza Gómez.

Manuel Blanco (7): si bien fue delantero neto nunca se quedó estacionado en un sector del campo. Sus arranques veloces fueron la vía de ataque más efectiva de San Patricio. En la primera etapa se filtró varias veces entre Gaona y Sills y obligó al cruce salvador del mayor de los Basombrío. Convirtió un lindo gol que llevó su marca registrada.

Martín Gignat (6): ingresó por la desafortunada lesión de Menconi y se paró como volante izquierdo. Transitó por toda la banda con su habitual despliegue de energías. Dispuso de una chance de gol muy clara pero Cicarella atajó su potente disparo.

Tobías Lercaro (5): reemplazó a Ovando pero esta vez el chico de la Sub 17 no fue tan explosivo como en otras ocasiones. Encerrado por zagueros fuertes, rudos y experimentados participó poco del juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.