Hasta ahora, las tres finales que se disputaron post pandemia de Covid 19 se definieron por penales.

La memorable tarde del 15 de agosto de 2021, Huracán, con una estupenda actuación de su golero Geremías Calabrono, venció por esa vía a San Carlos en Capitán Sarmiento tras haber igualado 1 a 1 un partido infernal. El Globito dio una vuelta olímpica oficial después de 65 años que parecieron eternos.

Capilla y Rivadavia se ganaron mutuamente 1 a 0 en las finales del Clausura de ese mismo año pero el conjunto de Exaltación de la Cruz se impuso en los disparos desde el punto del penal.

En el primer semestre de esta temporada, San Patricio y Capilla empataron las dos veces en cotejos muy parejos y cerrados (0 a 0 y 1 a 0) pero el elenco que dirigía Diego Vaccarini se quedó con el título con un desempeño consagratorio del joven arquero Brian Rivello.

Por el momento, en el último escalón del campeonato Clausura, San Carlos y San Patricio terminaron 2 a 2 en un encuentro de ida equilibrado, que pudo haber ganado cualquiera de los dos. El choque definitivo, pautado para las 17 horas del próximo domingo, es de pronóstico reservado.

¿Alguno quebrará la paridad vista hasta hoy en los noventa minutos de juego reglamentarios o se prolongará esta costumbre de tener que apelar a los penales para conocer al campeón de nuestro fútbol, tal como se está haciendo una costumbre después de ese pronunciado y desgraciado parate forzoso al que nos obligó la pandemia de coronavirus?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.