Deón Almacor se presentó anoche ante un Salón Guerrico repleto. Durante más de dos horas, la orquesta comandada por Andrés Moscato e integrada por un variopinto ejemplo de artistas locales ofreció composiciones originales con aires de bossa, folclore y hasta cumbia.

“Es toda música escrita y dirigida por mí y tengo la suerte de compartirla con gente hermosa que además hace muy bien lo que hace”, cuenta Moscato. “Cada uno estudia su instrumento y su creatividad y la comparte, y eso es lo más importante”.

Para el espectáculo de ayer, además de Moscato integraron Deón Almacor: Grisel Ramírez en voz, Lucho Scarano y Coto Hugo en percusión, Marcos Mezzabota en batería, Darío Messi en violín, Tomy Lecot en bajo, Nahuel Morales en guitarra y Teo Peralta, Pablo Terrén y Rochi Gasparini en los vientos.

Muchas de las canciones de la banda son instrumentales, pero muchas también tienen letra, todo de la mano de Moscato. El músico indica que “Deón tiene un contenido. Las letras no son inocentes: hablan del ser, la comunidad, la vida misma. Tengo canciones que escribí hace cinco o seis años y hoy las escucho y siento que la poesía está viva. Son letras vivas y cada uno puede darle su interpretación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.