El volante Rodrigo Gómez analizó para Días de Areco la victoria de San Patricio ante River Plate que le sirvió, además, para clasificar directamente a las semifinales del Torneo Clausura.

El equipo verde amarillo lleva 13 partidos consecutivos sin derrotas y en la última fecha de esta etapa visitará a Capilla.

Ganaron bien un partido duro porque River Plate se jugaba la continuidad en el torneo…

“Fue un partido durísimo, muy peleado porque River siempre tiene una actitud terrible para jugar pero con paciencia lo pudimos sacar adelante”.

Al minuto del complemento abrieron el marcador con un gol suyo…

“Fue una linda jugada. Ellos estaban bien plantados atrás y nosotros hablamos de buscar espacios por afuera, por los costados porque por el medio nos costaba entrar. Fue un centro bárbaro de Tobías y llegué justo para cabecear. Ahí pudimos abrir el partido”.

Después se quedaron un poco y River Plate llegó al empate…

“Sí, se nos vinieron y era sabido que eso iba a pasar. Nosotros nos quedamos en vez de seguir manejando la pelota y fue nuestro peor momento. Perdimos el control del mediocampo y adelante River tiene jugadores de mucha jerarquía. Tuvieron una chance e hicieron el gol del 1 a 1″.

¿El segundo gol fue como una revancha por el penal errado?

“Sí, porque tenía una calentura terrible. Le quise pegar abajo pero la pelota se me levantó pero después y por suerte tuve la revancha”

Con este triunfo se aseguraron el primer puesto en la tabla y un lugar directo en las semifinales…

“Cumplimos con el primer objetivo que era clasificar directo a las semifinales, cosa que siempre te da un tiempito extra para poder recuperar jugadores ya que tenemos varios lesionados. Ahora nos queda todavía jugar con Capilla y vamos a intentar ganar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.