Días de Areco conversó con la profesora de educación física Rocío Milicich, responsable del vóley del Club Tempestad que desde hace varios años participa en la Liga de Chivilcoy.

En la entrevista, la entrenadora habló sobre la marcha de la Liga, que tiene carácter regional, los viajes, las posiciones pero sobre todo del crecimiento del deporte en cuanto a la cantidad de jugadores y a la calidad del juego.

El sábado pasado Tempestad fue local en una jornada que generó gran atención del público.

Tempestad fue local este sábado en una nueva fecha de la Liga de Chivilcoy…

“Sí, este sábado fuimos locales y recibimos a todos los equipos participantes de la Liga de Chivilcoy de vóley en una jornada que correspondía a la octava fecha del campeonato. La verdad que fue un día muy positivo porque además se nos dieron los resultados. Estamos trabajando muy duro para eso”.

¿Cómo fueron los resultados?

“La categoría Sub 14 femenino ganó los dos partidos, lo mismo que la Sub 16 masculina. La Sub 14 de varones ganó un partido y perdió el otro, las Sub 16 de mujeres cayó en los dos encuentros y la Sub 18, tanto masculina como femenina, ganaron los dos encuentros que disputaron. La Sub 16 masculina es líder de la tabla de posiciones y aunque faltan dos fechas todavía ya nadie la puede alcanzar. La Sub 18, en las dos categorías, también llegaron a los play off y estamos luchando por clasificar en la Sub 14 de mujeres”.

Es una Liga grande, de carácter regional…

“Sí, porque este año se sumaron muchísimos clubes. Hay equipos de toda la región: Chacabuco, 9 de julio, Junín, Villarino, Colón, Mercedes, San Andrés de Giles, Suipacha, obviamente Chivilcoy y la Liga está muy linda y competitiva. Está bien organizada, se juega una vez o a lo sumo dos por mes, los viajes son relativamente cerca y cuando te toca de local las familias pueden acompañar, ver a sus hijos y comprobar el movimiento que hay en el vóley de Tempestad. Este sábado jugamos en cuatro canchas, tuvimos sedes en el Colegio Nacional, en el Gimnasio Saigós y en Tempestad”.

Además de las categorías juveniles Tempestad también participa en Primera División…

“Sí, también participamos de esta Liga con Primera División y en ambas ramas pero se juega exclusivamente en Chivilcoy y es la única categoría que no recorre las distintas localidades de la  región. Hay categorías A y B, con un ascenso a mitad de año y otro al final de la temporada. En este 2022 la Primera masculina descendió a mitad de año pero marcha puntero en la B, con muchas chances de ascender y de ser campeones. En la femenina nos mantuvimos en la A y con muchas posibilidades de entrar en los play off”.

¿Cómo está integrado el equipo de trabajo de Tempestad?

“El equipo de trabajo está formado por dos futuros profesores de educación física: Verónica Garay y Marcos Caito Cicarelli. Los dos también son jugadores de Primera y también nos acompaña la profesora Nancy Pérez que hace una muy buena tarea con la Sub 14, que son los más chiquititos”.

Falta todavía para terminar la temporada pero podemos decir que el balance es muy positivo…

“Este año se incorporaron muchísimos chicos pero como siempre digo: somos una gran familia. El vóley creció y ese es nuestro objetivo. Empezamos en 2015, nos afirmamos en 2016 y al año siguiente nos incorporamos a la Liga de Chivilcoy. Hubo un momento donde también jugamos de manera paralela en la Liga de Sinergia en Pilar. Sufrimos el parate por la pandemia pero estamos muy bien porque los chicos permanecen. Vienen, les gusta, se enganchan porque encuentran un deporte diferente y se sienten muy cómodos. Además se nota la evolución, el crecimiento en la calidad del juego porque el trabajo técnico y táctico se ve reflejado en los partidos. Es muy buena la cantidad de jugadores pero es muy lindo ver cómo vamos mejorando día a día en nuestro nivel de juego”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.