Luego de la final del Torneo Clausura, disputada el domingo pasado, el Centro Deportivo San Patricio publicó en su cuenta oficial de redes sociales una carta abierta invitando a reflexionar a todo el ambiente del fútbol sobre la modalidad del operativo de seguridad implementado esa mencionada tarde.

El texto puntualiza algunos aspectos salientes de la relación de las fuerzas de seguridad con los clubes y de estos con la Liga Deportiva y propone un debate sincero de cara al futuro de este deporte tan popular y antiguo en nuestra ciudad.

La publicación dice lo siguiente:

“La verdad es que no podemos dejar pasar lo sucedido en el ingreso a la cancha. No solo no te dejaban entrar con un termo, bombo y bengalas (cosa que NO compartimos en absoluto pero lo sabíamos de antemano) sino que esta vez no te dejaban ingresar a la cancha con LAS LLAVES DEL AUTO ni con LAS LLAVES DE TU CASA, pidiendo que las dejes tirada al costado de la puerta.


¿Por qué todo esto? ¡Por ser supuestamente elementos con los que podes herir a alguien!
De las cosas más personales y privadas que tiene un ser humano es su hogar y nos estaban pidiendo dejar las llaves en el piso, confiando en que gente que no conoces te las iba a cuidar. Entendemos que la locura es total.


Lo que pasó ya pasó, como casi siempre pasa con la mayoría de las cosas pero pedimos a todos los que componen la liga, como el Municipio, Policía, autoridades de la liga, clubes, hinchas y periodistas; reflexionemos ahora que estamos a tiempo.

Tengamos en cuenta que estamos en una liga amateur (¡EN ARECO!), en un pueblo con mucha cultura futbolera desde hace muchísimos años. Le vivimos pidiendo a la gente el buen comportamiento y no nos podemos permitir que quienes generen el malestar del público sean las autoridades que tienen que evitarlo, no nos podemos permitir matar el folklore del fútbol prohibiendo entrar un bombo 2 veces al año, no nos podemos permitir en un ambiente familiar no poder ingresar con el mate y ahora tampoco poder ingresar con la llave de tu auto o tu casa.

Por este camino vamos a terminar en la locura de jugar sin público. Nos estamos equivocando, hay que volver a usar el sentido común y dejar que la cancha sea una fiesta de todos los hinchas arequeros como siempre lo fue.

Hay otras herramientas para tratar de evitar la violencia en las canchas, muchas que no vienen al caso nombrar ahora pero seguro que no dejando entrar un bombo no es. De lo que sí estamos seguros es que por este camino, no nos damos cuenta pero estamos matando a nuestra liga día a día y sabemos que nadie quiere eso.

La Comisión Directiva”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.