En una entrevista con Días de Areco, Andrés Ziperovic contó algunos detalles sobre el plan de desarrollo estratégico de turismo regional de los Pagos de Areco en el que está trabajando el senador Francisco Durañona junto a los municipios de Carmen de Areco y San Andrés de Giles.

Durante la conversación, Ziperovic explicó que la propuesta apunta a fortalecer la oferta turística y potenciar la capacidad de toda la zona de manera integrada sin que ninguna de las localidades pierda su propia identidad.

El especialista en turismo tomó como ejemplos similares los casos actuales del valle de Uco en Mendoza, la Patagonia y Campos del Tuyú en la Costa Atlántica que ya trabajan con este tipo de desarrollo regional.

¿En qué consiste el plan de desarrollo estratégico de turismo para el Pago de Areco?

“En realidad se trata de la intención de formular un plan estratégico que tenga que ver con la región, con los Pagos de Areco, por lo tanto involucra a San Antonio de Areco pero además también a Carmen de Areco y San Andrés de Giles. Con la propuesta se apunta a potenciar la región porque hoy, después de la situación que vivimos con la pandemia, se ha desarrollado mucho lo que se llama el turismo de cercanía. La gente sale mucho y toda la zona debe ser abordada de manera integral. En resumen, esa es la idea”.

En el último tramo de la Intendencia de Paco Durañona ya habían trabajado en un diagnóstico sobre la actividad turística. ¿Ya es un punto de partida para este plan de integración regional?

“Debo decir, para empezar, que durante la gestión de Paco Durañona ya habíamos trabajado en el desarrollo del polo que abarca la zona con la intención de poder trabajar en potenciarla para que la gente que nos visita se pudiera mover porque el turista no necesariamente reconoce las barreras geográficas, dónde empieza un partido y termina otro. Por eso queremos trabajar en un plan integral que consta de tres partes: un diagnóstico, que es necesario hacer para entender la dinámica y la realidad de cada uno de los destinos y a partir de eso generar una etapa propositiva con proyectos, programas, propuestas que hagan una mejora para toda la región con un claro perfil territorial y por supuesto que la última parte es la de la gestión, de llevar adelante toda esa gama de propuestas. La intención es transcurrir este proceso de manera participativa, con una amplia participación no solo de la cadena con valor turístico sino también con los propios residentes de las tres ciudades. En 2019 ya estuvimos trabajando en un diagnóstico para San Antonio de Areco pero por supuesto que eso fue como una foto de la realidad del momento y que ahora hay que actualizarlo porque además pasó la pandemia. Pero además de actualizar esta etapa debemos realizar esa misma tarea desde cero en los otros dos municipios”.

¿Cuáles son los objetivos básicos de un plan de este estilo?

“Los objetivos son múltiples. Creo que la estacionalidad es un problema de siempre y en todos los destinos, pero repito que principalmente se trata de poner en valor el potencial de la zona, la gama de experiencias que se pueden ofrecer para el turista y para incrementar lo que se llama la tasa de retorno, es decir que la gente vuelva o que comente a otros que el destino tiene una buena reputación para que se conviertan en nuevos visitantes”.

¿Qué características tienen tanto San Andrés de Giles como Carmen de Areco en materia de turismo?

“Tanto en Carmen de Areco como en San Andrés de Giles hay pequeñas localidades incluidas en el programa de pueblos turísticos de la provincia de Buenos Aires y aportan una variedad de ofertas sumamente interesantes para la zona. Pero a su vez el concepto de Pago de Areco, como históricamente se lo temó, resulta poderoso para desarrollarlo como marca. Ya hemos estudiado que el turista se mueve por toda la zona, que se puede alojar en un lado pero va hasta el otro para conocer y almorzar, por ejemplo. Entonces el proyecto es tomar como base lo que antiguamente se denominó como Pago de Areco y a partir de allí generar una propuesta como marca. Hay muchas experiencias de este tipo, por tomar un caso el valle de Uco en Mendoza que incluye a muchas localidades como Tunuyan, Tupungato, San Carlos y trabajan territorialmente esa marca.  Lo mismo pasa en la Patagonia y podría mostrar un montón de destinos más”.

¿Está integración le quita peso al desarrollo individual de cada municipio?

“Este integración no reduce en absoluto el desarrollo de cada uno de los municipios que forman parte sino al contrario, los potencia. Igualmente se trabaja con la particularidad de cada uno de los destinos porque tienen sus diferencias, sus rasgos identitarios. El proyecto es que a partir de lo individual se pueda volcar a lo colectivo para potenciarlo. Es buscar una sinergia entre los tres destinos y es innumerable la cantidad de ciudades que trabajan así. Me acuerdo del proyecto de Campos del Tuyú en la zona de la costa donde trabajan en conjunto para ofrecer distintas alternativas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.