El viernes pasado el Club San Antonio le tributó un homenaje a uno de sus simpatizantes más fieles, Clemente López.

Don Clemente, que el 24 de julio cumplirá 89 años, es un fervoro seguidor del fútbol local y un apasionado hincha el equipo albiceleste. Durante más de siete décadas tuvo una asistencia casi perfecta a la Cancha Fitte.

Al principio López, (que era propietario de uno de los hornos de ladrillos más respetados de la región) venía desde la zona rural pero después se afincó en su actual domicilio de la avenida Vieytes, ubicado a pocas cuadras de la sede social de la entidad de la avenida Güiraldes.

En el mencionado encuentro, al cual un emocionado Clemente asistió acompañado por su esposa y  uno de sus hijo, Walter, la Comisión Directiva y el Coordinador deportivo, Enzo Canali, le entregaron una placa que dice: “se festeja, se sufre, se llora pero jamás se abandona” y le regalaron una camiseta como tributo y grato recuerdo.

Entre los presentes estuvieron varios directivos de la institución que recientemente regularizó su situación ante la Dirección Provincial de Personas jurídicas: Gabriel Gasparini, Gustavo Fanti, Walter Caballero, Héctor Olivera, Jesús Hurtado, Javier Farías y el presidente Raúl Montero.

Hechos como este, que a simple vista parecen algo sencillo, fortalecen la identidad de un club, mantienen vigente su historia, valoran a los hombres que acompañaron su desarrollo y transforman al fútbol en lo que verdaderamente es, un profundo acontecimiento social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.