Ayer a la tarde, Rivadavia le ganó 1 a 0 a San Patricio en un partido amistoso de Primera División de fútbol femenino.

Yamila Smidhalter anotó el único gol de un cotejo que se disputó en el predio que el club verde amarillo tiene la costanera del Río Areco.

Luego de un primer tiempo luchado y equilibrado, Rivadavia apeló a los ingresos de Smidhalter, Agustina Pringles (que regresó luego de recuperarse de una lesión), de la zurda Nair Fernández (las tres se ubicaron como delanteras netas) y de Fiama Nieva, que se acomodó en el círculo central para acompañar a la incansable Rocío Fernández en el armado de la maniobra ofensiva.

Con estas variantes, el conjunto que dirige Diego Ponce con la colaboración de Gastón Cejas, mejoró su fisonomía colectiva, se plantó en campo rival, se hizo dueño de las acciones y anotó el gol del merecido triunfo mediante la ejecución de un penal.

En medio de un trámite friccionado, San Patricio hizo una primera etapa pareja. El cuadro de Matías Magdalena se mostró ordenado, corredor y tuvo buenas actuaciones individuales, sobre todo con los aportes de Camila Piñon, que jugó por derecha, y Yanina Delgado, que se movió por la otra banda e inquietó a la buena arquera María Roque Chávez con la habilidad de Belén Maidana.

Pero el complemento fue todo de Rivadavia, que también mostró la firmeza defensiva de Ludmila Genoud y el fervor de Agostina Acuña y Caterina Martínez y se llevó una justa victoria en un cotejo que sirvió para ir buscando la puesta a punto futbolística de cara al próximo torneo Clausura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.