Ayer, cuando conocimos la noticia, nos sorprendió y nos conmovió la muerte de Daniel Vilches.

Hacía rato ya que se había radicado en San Antonio de Areco. Su carta de presentación fue un unipersonal en el Salón Guerrico cuando todavía era intendente Eduardo Jordán, por lo tanto ya pasaron de esto más de 15 años. Desde entonces se vinculó con el ambiente de la cultura y de los medios de comunicación. 

Actor, director de teatro, escritor, amante de la lectura, dictó cursos en la Sociedad Italiana, condujo varios programas de radio y de televisión y editó su propia revista de literatura, “Hasta las letras siempre”.

Estuvo en FM Imagen, en Luna, en el canal local y actualmente hacía un programa los sábados a la tarde en la nueva casa de Origen de la calle Alem.

Daniel era porteño, inquieto, con dotes de vendedor, un verdadero buscavida pero a la vez bohemio, buen conversador, bien definido en sus ideas políticas, amable en sus entrevistas y gustoso de compartir una mesa de café.

Hace tiempo su salud lo puso en una crisis severa. Se tuvo que someter a una operación quirúrgica compleja, seria, delicada. Un trasplante de hígado le permitió prolongar su vida porque se repuso y siguió adelante con cuidados pero con bastante normalidad. Al menos hasta este domingo 10 de julio cuando nos llegó la triste información de su fallecimiento que nos dejó sin palabras y que le abrió la puerta a un montón de buenos recuerdos de unos cuantos momentos compartidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.