Ante un recinto del Concejo Deliberante colmado y con presencia de concejales de ambos bloques y del Jefe de Gabinete del Municipio, la CEOSP expuso anoche los motivos que justifican la construcción de la nueva estación transformadora de electricidad en ruta 41.

Lucas Vandoni, Miguel Mazar y Martín Rigacci expusieron cuál es la demanda eléctrica actual de nuestra ciudad y su proyección para los próximos años y detallaron también cómo fueron los picos de consumo del mes de enero que llevaron a restricciones del servicio.

El evento de anoche tuvo un condimento muy particular: estaba originalmente pensado para mostrar ventajas y desventajas de instalar la estación transformadora en el terreno de ruta 41 o (como proponía el Municipio) en el espacio del antiguo obrador de SACDE en el nuevo cruce de 8 y 41. Lo llamativo: el jueves la provincia envió una comunicación oficial al Municipio dejando formalmente asentado algo que ya había comunicado a través de los medios y en reuniones, que la opción de construir la nueva estación en el predio de SACDE estaba descartada por motivos técnicos y por la demora que generaría en la obra.

El mismo Jefe de Gabinete, Miguel Amadeo, aseguró al dar inicio a la charla que estaba pedida desde antes de que se conociera formalmente esa decisión de la provincia pero que creían pertinente responder al pedido de los delegados de la CEOSP de realizarla.

Desde la CEOSP afirmaron que la construcción de la estación en ruta 41 implicará el tendido de 3,5 kilómetros de red eléctrica hacia el interior de la ciudad por un monto estimativo de $58 millones, mientras que de haber avanzado en el terreno de SACDE hubiera implicado un tendido de casi 15 kilómetros y una inversión de la cooperativa de $315 millones.

Entre los datos compartidos por la CEOSP se destacó que, durante la ola de calor de enero, el 84% de la potencia consumida en Areco correspondió a usuarios residenciales y PyMES, el 6% a la empresa Prosavic y el 10% a grandes usuarios, entre ellos cerealeras y frigorífico.

Además, los técnicos de la CEOSP afirmaron que “a tres emprendimientos les tuvimos que decir que no. Bolsareco, por ejemplo, hizo un requerimiento de un mega para ampliaciones y le tuvimos que decir que no”.

Finalmente, detallaron que “el valor de construir una estación transformadora que tenemos que hacer sí o sí en el futuro, según las estimaciones de EDEN es de 15 millones de dólares, imposible para la cooperativa”, por lo que llamaron a avanzar con el proyecto que impulsa la provincia.

Mañana, el Concejo tratará en sesión extraordinaria la modificación del Código de Ordenamiento Territorial para permitir la construcción de la nueva estación transformadora sobre ruta 41.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.