Enzo Canali tenía gran expectativa sobre lo que le podía aportar a su equipo Francisco Simionato, uno de los tantos refuerzos que llegaron a San Antonio a principios de esta temporada. Pero si bien el entrenador debió esperar bastante tiempo hasta que Simionato se recuperara de una lesión, cuando debutó respondió largamente al crédito abierto.

Francisco Simionato era un pibe aun cuando salió campeón con San Patricio, años en que todavía Julio Márquez era el técnico verde amarillo. Luego pasó por las Divisiones Inferiores de Colón de Santa Fe y posteriormente regresó a San Patricio, club donde jugó hasta 2019.

Al comienzo de su campaña era un marcador de punta zurdo, que pasaba al ataque con determinación y panorama, pero en San Antonio, ya como un jugador maduro, jugó como volante por izquierda, haciendo sentir su presencia vigorosa en la zona central de la cancha e irradiando su fuerte personalidad al resto de sus compañeros. Durante el Torneo Clausura que se avecina veremos lo que puede dar en esta nueva etapa futbolística.

Un dato más, casi complementario: Francisco es hijo de Alejandro Simionato, un zaguero central que entre 1991 y 2000 vistió las casacas de San Lorenzo de Almagro, Lanús, Las Palmas de España, Universidad Católica de Chile y Racing Club de Avellaneda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.