San Antonio de Areco y la Región Viernes 26 de noviembre de 2021
 
DIAS DE ARECO
Un puente entre Ud. y la noticia
PORTADA EDITORIAL ARCHIVO CONTACTO


  13/09/2018 | Política  
  El Concejo Deliberante y la crisis  
 


Por Daniela Nuñez Correa
 
En sus últimas sesiones, el Concejo Deliberante se ha mostrado como el espacio para la defensa de las políticas de Cambiemos. Con la mayoría de concejales pertenecientes a ese espacio, el deliberativo ha rechazado una y otra vez medidas contra el ajuste y ha mostrado su acuerdo con las decisiones del presidente Macri y la gobernadora Vidal. Así, en la décima sesión ordinaria del año, por ejemplo, la propuesta de declarar la emergencia económica, social, educativa, de seguridad y alimentaria quedó en comisión para ser tratada en futuros encuentros y no hubo acuerdo en proyectos de rechazo a la quita del Fondo Federal Solidario y al ajuste en el presupuesto de las universidades. 
 
En un contexto de devaluación y recesión donde los problemas económicos preocupan cada vez más a los vecinos de Areco, reapareció en escena en la última sesión del Concejo un ente más que interesante, el COESADA. El Consejo Económico, Social y Ambiental de San Antonio de Areco se creó en 2016 con el objetivo de ser un espacio de debate e intercambio de ideas entre el Municipio, los concejales y diversos actores de la comunidad entre ellos clubes, iglesias, cooperativas, comerciantes e instituciones educativas. Se reunió en algunas ocasiones e incluso llegó a discutirse en él el primero de los tarifazos en los servicios, pero después de 2016 el COESADA no alcanzó un despliegue importante. Ahora, en un momento económico como mínimo complejo, los concejales de Unidad Ciudadana pidieron que vuelva a convocárselo.
 
El pedido se dio en el marco de un proyecto de ordenanza que busca declarar la emergencia económica, social, de seguridad, educativa y alimentaria en Areco. La propuesta quedó para su análisis en comisión, pero el Concejo no tiene el mejor de los historiales en cuanto a este tipo de declaraciones. Con su conformación anterior y la mayoría del oficialismo local, el deliberativo había aprobado una serie de emergencias, entre ellas la alimentaria y la tarifaria. Ahora, con los cambios en la composición, el cuerpo rechazó una y otra vez los pedidos de prórroga para esas emergencias impulsados por Unidad Ciudadana. 
 
Ante cada uno de estos pedidos, Cambiemos ha argumentado este año que se trata de herramientas vacías y que la postura de Unidad Ciudadana es “demagógica” y ha minimizado la incidencia de la crisis en Areco. El bloque local de Cambiemos reivindica y refuerza así las medidas que toma su espacio a nivel provincial y nacional. 
 
El Concejo se ha convertido este año con su nuevo equilibrio de fuerzas en la vidriera de las medidas que el macrismo considera son más adecuadas y en una muestra de la concepción del frente Cambiemos local acerca del cómo debería manejarse el municipio. Las discusiones con el bloque Unidad Ciudadana han sido duras y la necesidad de recurrir al voto doble de la presidencia, la metodología establecida por la Ley Orgánica de las Municipalidades para resolver los empates, se ha profundizado. Un repaso rápido de la actividad legislativa hasta ahora arroja fuertes discusiones en torno a la posible adhesión de Areco al Pacto Fiscal, el financiamiento del carnaval, los instrumentos de la orquesta municipal y la postura local ante la modificación de la ley de turf y del régimen previsional de los trabajadores del Banco Provincia.
 
En muchas oportunidades el bloque Cambiemos acompaña los reclamos pero insiste en matizar su tono o en presentar al Concejo como un simple intermediario entre los vecinos y las autoridades provinciales o nacionales. Por ejemplo: ante el reclamo de la padres y alumnos por los instrumentos de la orquesta, prometieron intervenir ante la Dirección Provincial de Políticas Socioeducativas y solo acompañaron un proyecto formal sobre el tema tras acordar cambiar vistos y considerandos que hablaban de abandono del programa de parte de la provincia y la nación. Algo similar sucedió con los trabajadores del Banco Provincia que buscaban que el Concejo local se adhiriera al rechazo a la ley 15.008 que desde principios de este año cambia su régimen jubilatorio: el bloque Cambiemos propuso que simplemente se girara la nota a las autoridades correspondientes. Finalmente, con una veintena de trabajadores y jubilados del Banco Provincia acompañando la sesión, la semana pasada se aprobó el proyecto que propiciaba Cambiemos (expresar la preocupación del Concejo y pedirle a las autoridades provinciales que abran una mesa de diálogo sobre el tema) por sobre el de Unidad Ciudadana (rechazar la nueva ley previsional para el Banco Provincia y exigir su derogación).
 
Quizás el punto más alto de esta vehemencia de Cambiemos a la hora defender las decisiones de su espacio se dió en la última sesión durante el debate acerca del ajuste en las universidades y las medidas de fuerza que están tomando docentes y alumnos en rechazo a los recortes. La concejal Acuña presentó un proyecto repudiando el recorte en el presupuesto universitario, lo que derivó en un fuerte descargo de Francisco Ratto. El concejal negó la crisis en las facultades, aseguró que la negociación salarial es un problema entre cada universidad y sus docentes donde nada tiene que ver el gobierno nacional, y se refirió a los títulos otorgados por el Centro Universitario Areco como “papelitos de colores”. Sus dichos generaron una fuerte respuesta de alumnos y egresados del CUA que salieron a mostrar a través de las redes sociales sus diplomas de las diversas universidades nacionales que dictaron y dictan clases en Areco, entre ellos la de Quilmes y la de La Plata. Las expresiones de Ratto sorprendieron ya que él mismo es docente de dos universidades públicas (la UBA y la UNSADA), pero están muy en línea con declaraciones de Mauricio Macri (que se preguntó en 2014 “¿qué es esto de universidades por todos lados?”) y de María Eugenia Vidal (que este año aseguró que “nadie que nace en la pobreza en la Argentina hoy llega a la universidad”).
 
Frente a un Concejo eminentemente macrista y donde los temas y los resultados de las discusiones parecen alejarse de las preocupaciones cotidianas de los vecinos de Areco, el municipio ensaya medidas para paliar la crisis. La iniciativa de poner nuevamente en marcha el COESA es una de ellas, a la que se suman la Compañía Municipal de Alimentos que busca generar alimentos en Areco y a menor precio formalizando el trabajo de productores locales. El fortalecimiento del circuito de ferias, la llegada periódica de los móviles de pastas y lácteos y el acuerdo para que cooperativistas de Villa Lía se encarguen del mantenimiento de espacios verdes en la localidad también apuntan no sólo a garantizar el acceso a los alimentos sino también a generar empleo en medio de la crisis. 
 
En tiempos difíciles, los distintos espacios políticos de Areco dejan en claro cuáles son sus propuestas y qué medidas consideran las más apropiadas para pasar la tormenta.
 
 
 
 
 
 
>> Ver ARCHIVO