San Antonio de Areco y la Región Viernes 22 de octubre de 2021
 
DIAS DE ARECO
Un puente entre Ud. y la noticia
PORTADA EDITORIAL ARCHIVO CONTACTO


  10/10/2021 |  
  El Garaye estrenó "Alta en el Cielo"  
 
El grupo de teatro independiente eligió volver a los escenarios con un texto que ya habían hecho hace más de 25 años. Teresa Aiello, Fabiana Devereux, KQ Alonso y Ruben Hurtado interpretan la historia sobre educación, oportunidades e identidad.

El grupo de teatro independiente El Garaye presentó anoche “Alta en el cielo”, un texto de Nelly Fernández Tiscornia con las actuaciones de Fabiana Devereux, Teresa Aiello, KQ Alonso y Ruben Hurtado, la dirección de José Irazú y la asistencia técnica de Fernando Goldar.

Más de 25 años después de la puesta original del grupo, El Garaye eligió este espectáculo para su vuelta a los escenarios tras más de un año de parate por la pandemia de Covid 19. La obra sigue las desventuras de la Gringa (Devereux), una maestra de un paraje perdido que se esfuerza por garantizar educación y oportunidades a los “hijos del monte”, niños abandonados a su suerte en “la curva de Cardozo”. 

La llegada de la Inspectora Juárez (Aiello) con implacable apego a las reglas, obliga no solo a que la Gringa tenga que justificarse ante las autoridades, sino que termina de exponer el conflicto entre la maestra y su hija Susana (Alonso). La falta de diálogo entre madre e hija es uno de los ejes de la puesta: mientras Susana, que es maestra en la misma escuela que su madre, quiere irse al pueblo, la Gringa se aferra a lo que siente es su deber con los hijos del monte sin caer en cuenta que en su afán de salvarlos ha dejado de lado a su propia hija. 



En uno de los momentos de mayor tensión de la puesta, que Devereux y Alonso resuelven con eficacia, madre e hija discuten su relación y la decisión de Susana de pedir su traslado a otra escuela. “Yo te quiero, mamà”, dice la menor en lo que parece ser su despedida. La respuesta de la Gringa pinta completamente a ambos personajes: “Yo también, pero andá a saber a quién queremos las dos”.

La Inspectora Juárez de Aiello también sufre una fuerte transformación. Entra en escena segura de sí misma y de las reglas que viene a representar. Para ella, el orden es la clave de la civilización y la posibilidad de que existan estos hijos del monte sin ningún documento que avale su identidad le parece algo imposible de entender. En su charla con la Gringa, la cuidadosa visión de mundo de la inspectora se irá derrumbando, al punto de terminar admitiendo cansinamente que "Vengo a enterarme que soy solo una inspectora. No legislo, no transformo, informo nada más".

De todas maneras, ninguno de los personajes de Alta en el Cielo parece tener realmente la supremacía moral que cada uno de ellos creyó al principio. Ni siquiera Cardozo, el sencillo paisano hijo del monte, termina siendo tan ingenuo como aparenta. 

Durante el transcurso de la historia, todos empezarán a dudar de sus propias buenas intenciones y de la visión de su mundo que han construido cuidadosamente y que ahora se encuentra con otras perspectivas y otros desafíos. 

“Alta en el Cielo” pone el foco sobre la importancia de la educación y de crear oportunidades para los que parecen olvidados por el sistema, pero también abre el debate sobre el amor familiar, el deber y la búsqueda de la propia identidad. Una puesta efectiva que seguramente demandará más funciones.  
 
 
 
 
 
>> Ver ARCHIVO