San Antonio de Areco y la Región Martes 19 de enero de 2021
 
DIAS DE ARECO
Un puente entre Ud. y la noticia
PORTADA EDITORIAL ARCHIVO CONTACTO


  09/04/2020 |  
  El coronavirus deja el descubierto el Areco profundo  
 


El aislamiento social obligatorio impuesto como consecuencia de la pandemia de coronavirus puso de relieve la existencia de “un Areco profundo” que rápidamente motorizó un mecanismo de asistencia espontánea y solidaria de parte de la comunidad.

A partir de mediados de marzo, cuando las medidas restrictivas a la circulación de personas se fueron endureciendo, surgieron en los barrios más alejados del casco histórico de nuestra ciudad una docena de comedores solidarios, donde vecinos del común cocinan, en sus casas particulares y por su exclusiva cuenta, para asistir con un plato de comida a muchas personas que no tienen otra manera de alimentarse.

Este es un panorama que se repite cotidianamente en el Barrio Prado, en el ex Feria y principalmente de Quetgles hacia el sur donde, según se estima, estos comedores entregan más de 500 porciones de comida por día. Esta situación refleja con nitidez las necesidades que vive un sector de nuestra sociedad, ese Areco profundo que se había atenuado bastante en los últimos años pero que con la emergencia sanitaria y el cambio de gobierno local regresó a la superficie con todas sus carencias a cuesta.

Es una realidad incontrastable, que está a la vista, que se debe atender de manera urgente pero que no debe quedar librada a la buena voluntad de un puñado noble de vecinos solidarios.

Una pregunta válida a esta altura es ¿por qué el Municipio no coordinó esta tarea asistencial en el Gimnasio Saigós, como se hizo en otros momentos de crisis como fueron las inundaciones de 2009, 2014 y 2015, para unir esfuerzos, juntar a cocineros voluntarios, recibir donaciones, organizar la logística y cubrir desde el estado estas necesidades tan urgentes? Da la sensación que al actual gobierno Municipal de Juntos por el Cambio le cuesta entender lo que ocurre fuera de la clase social a la que pertenece y a la que representa, por lo tanto no tiene la respuesta adecuada para este tipo de situaciones concretas que sufre una parte significativa del vecindario.
 
 
 
 
 
>> Ver ARCHIVO