San Antonio de Areco y la Región Viernes 26 de noviembre de 2021
 
DIAS DE ARECO
Un puente entre Ud. y la noticia
PORTADA EDITORIAL ARCHIVO CONTACTO


  21/03/2020 |  
  Emergencia sanitaria, consecuencias económicas  
 


La crisis generada por la pandemia de coronavirus tiene al menos tres dimensiones para el análisis porque es una emergencia sanitaria con derivaciones económicas que requiere de la instrumentación de un conjunto de decisiones políticas a nivel estatal.

Las medidas preventivas para evitar la propagación del virus son conocidas (aislamiento social, cierre de escuelas, bares, restaurantes, confiterías, clubes, licencia para la población de riesgo) y todas apuntan a restringir la circulación de personas y las reuniones multitudinarias para, entre otras cosas, no saturar el sistema de salud pública ante el aumento de los pacientes con problemas respiratorios que requieran atención médica urgente para su tratamiento.

Precisamente para descongestionar la presencia de personas en el Hospital Zerboni la Secretaria de Salud habilitó una línea telefónica para hacer consultas. Indudablemente que reducir los posibilidades de contagio es la prioridad número uno.

Una de las consecuencias concretas de este aislamiento es la reorganización de la mayoría de las actividades comerciales, sobre todo las gastronómicas, un rubro muy extendido en nuestro pueblo, que vieron un rápido desplome en sus ventas, que hasta ahora registran una caída de más de un 50% y el “cierre de las fronteras” redujo a 0 la llegada de turistas.

También está el caso de los emprendedores que trabajan en lo que comúnmente se llama sociales (cumpleaños, casamientos, fiestas en general), que están totalmente suspendidas. El de los cuentapropistas que habitualmente se desempeñan en el gremio de la construcción y el de los muchos vecinos que se ganan la vida haciendo changas de todo tipo.

A esta altura ya es válido afirmar que la economía interna se va a resentir mucho mientras dure este proceso de emergencia de salud.

¿En qué profundidad y por cuánto tiempo va a caer nuestra economía? Es imposible ofrecer una respuesta certera.

La suspensión de clases dispuesta el domingo 15 por el Presidente de la Nación encontró una actitud novedosa y positiva que cambió sustancialmente el modo de vinculación entre los docentes, los alumnos y los padres con un uso extendido de la tecnología para no cortar la continuidad pedagógica. Es un buen ejemplo para observar con atención de cara al futuro.

Por último nos queda el plano político y en este punto abrimos otro interrogante: ¿De qué manera va a intervenir el Municipio para atenuar el efecto de las derivaciones económicas de esta emergencia, tanto mientras se mantengan las restricciones y el aislamiento como en los momentos posteriores, cuando haya que volver a la normalidad? Tampoco aquí podemos dar una respuesta.
 
 
 
 
 
>> Ver ARCHIVO