San Antonio de Areco y la Región Viernes 26 de noviembre de 2021
 
DIAS DE ARECO
Un puente entre Ud. y la noticia
PORTADA EDITORIAL ARCHIVO CONTACTO


  10/11/2017 | Política  
  Viejos temas, nuevos debates  
 


Por Daniela Nuñez Correa

El debate por las obras del desarrollo urbanístico El Tropezón, de Oscar Talia, pareciera ser la punta de lanza de un nuevo clima en la discusión pública local. El loteo se suma a una serie de temas que vuelven a tomar el centro de la escena, cuando hasta hace algún tiempo parecían haber alcanzado un cierto consenso entre los vecinos, como la erradicación de cerealeras y las obras en el río Areco.

En tiempos de transición hacia una nueva conformación del Concejo Deliberante, las discusiones suben de tono y los consensos cambian.

En septiembre de 2015, en plena campaña por la renovación del Ejecutivo local, la gestión de Durañona aprobó el desarrollo de Talia y lo envió para su convalidación en el Concejo Deliberante. Allí, la discusión de los entonces cuatro bloques (Frente para la Victoria, Cambiemos, Frente Renovador y Frente Progresistas) se centró en dos ejes: la posible afectación del acuífero de la zona, reconocido como uno de los mejores del pueblo, y la legalidad o no de autorizar el proyecto sin modificar el Código de Ordenamiento Territorial.

Finalmente, en noviembre de 2015, el loteo de Talia se aprobó por mayoría con el voto del entonces FpV y el massismo, y la cuestión hídrica casi no fue mencionada en las intervenciones de los distintos concejales. No hubo vecinos presenciando la discusión ni notas que generaran polémica como sí sucedería luego, a mediados de 2016, con el proyecto de urbanizar La Cina Cina.

En ese fin de 2015 ni siquiera se sospechaba que dos años más tarde la discusión giraría en torno a cómo puede o no afectar el desarrollo de Talia a los barrios cercanos al río. Es que esa convalidación se dió cuando Durañona ya había accedido a su reelección y se confirmaba que su espacio tendría la mayoría y la presidencia en el Concejo. Los tiempos parecían soplar a favor del actual Intendente y su partido con un triunfo en el medio de la incipiente “ola amarilla” de Cambiemos.

Durante todo 2016, con Nicolás Marinkovic ya en la presidencia del Concejo, los embates de la oposición contra sus decisiones fueron constantes, sobre todo por el uso de su voto doble para desempatar las deliberaciones, una y otra vez divididas en un 7 a 7 que sería casi premonitorio de la conformación que finalmente veremos desde el próximo 10 de diciembre.

A pesar de que la Ley Orgánica de las Municipalidades lo prevé como la manera legítima de resolver los debates ante la paridad de votos, el presidente del cuerpo fue duramente criticado.

Ahora, después de la derrota por más de 20 puntos del oficialismo local en el medio de una nueva y reforzada “ola amarilla”, Cambiemos busca tomar el centro de la discusión en el Concejo. Contará para ello con un bloque renovado y fortalecido: un concejal más que hasta ahora y la presencia de los dirigentes más reconocidos de cada uno de los partidos que componen la alianza. Estarán Francisco Ratto, que pica en punta para ser el candidato del espacio en 2019, Leonardo Perea, histórico militante y dirigente de la UCR, Miguel Amadeo, como el hombre que busca revitalizar al PRO a nivel local, la continuidad de Viviana Brastchi, que podría ser la próxima presidenta del cuerpo y la experiencia de gestión de Marcelo Pereyra, quizás el legislador más laborioso del conjunto.

Del otro lado, desde Unidad Ciudadana también se proponen cambios para buscar mantener la centralidad. No será tarea sencilla, porque sus dos representantes más fuertes en los últimos dos años, Nicolás Marinkovic y Mariano Pinedo, dejarán el legislativo local buscando otros destinos. Marinkovic cruzará la plaza para formar por primera vez parte del departamento Ejecutivo como jefe de Gabinete de Durañona, desplazando a Maximiliano Voss. Por su parte, Pinedo, tal como señalábamos en ediciones anteriores, llegará a la legislatura bonaerense como diputado provincial por la segunda sección electoral.

Algunos de los concejales electos en 2015 pero que tomaron licencia para permanecer en puestos del Ejecutivo harán el camino inverso y llegarán al Concejo Deliberante: se espera que el delegado de Villa Lía, Leonardo Sorchilli, y el de Duggan, Luis Russell, asuman las bancas que ganaron en las últimas elecciones generales y sean quienes reemplacen a Pinedo y a Marinkovic. Durañona apuesta además a modificar gran parte de su Gabinete. A la llegada de Nicolás Marinkovic a la jefatura de Gabinete se suma la partida de Juan Riera de Salud para asumir la concejalía ganada en octubre, el alejamiento de la directora de Cultura, Paola Pavanello, que tendrá un alto cargo en el Fondo Nacional de las Artes, la designación de Viviana Sorchilli, a cargo del área Educación, y posibles cambios en áreas como Inclusión Social y Turismo.

El oficialismo local buscará así tratar de repensarse y mostrar una nueva cara pensando en los dos años de gestión municipal que le quedan por delante. Se abren nuevos escenarios en donde las dos grandes fuerzas políticas locales continuarán disputándose la centralidad en las discusiones y la representación de la mayoría de los vecinos.
 
 
 
 
 
>> Ver ARCHIVO