San Antonio de Areco y la Región Viernes 26 de noviembre de 2021
 
DIAS DE ARECO
Un puente entre Ud. y la noticia
PORTADA EDITORIAL ARCHIVO CONTACTO


  04/04/2019 | Política  
  Ejes de 2019; Concejo, tarifazos y armados políticos  
 


Por Daniela Nuñez Correa

El Concejo Deliberante arranca el año legislativo organizando cuestiones formales pero también atendiendo a los estragos de la crisis económica. Los tarifazos siguen en el centro de la escena: después de la sesión extraordinaria sobre el tema en el mes de febrero, ahora se suma un proyecto del concejal Leonardo Sorchilli pidiendo detalles sobre el cuadro tarifario de la cooperativa eléctrica de Villa Lía. La presentación surge a partir de las inquietudes de vecinos de la Flor del Pago que sostienen que el aumento que les llegó es mayor al que anunció la Provincia y quieren saber si sus impresiones son correctas. Los tarifazos seguirán dando qué hablar en el Concejo. 
 
Con aumentos cada vez más pronunciados y caída del consumo, la economía se complica en todo el país y Areco no es la excepción. En las últimas semanas se conocieron dificultades en grandes emprendimientos locales como el frigorífico regional Areco, que recibió una boleta de luz de casi $2.000.000 y se esfuerza por pagar los valores cada vez más altos del fuel oil que usa para producir, y el frigorífico de aves de la familia Martinovic en Villa Lía, al que la Autoridad del Agua le ha puesto en duda la habilitación.
 
Gran parte de la discusión electoral de este año estará teñida por lo económico y el Concejo es un reflejo de ello, con sus primeras sesiones marcadas por las dificultades para llegar a fin de mes. En ese contexto, cada una de las fuerzas políticas comienza a organizar sus fichas y prepararse para la contienda.
 
La cuestión económica, mantener el empleo y garantizar soluciones a las demandas de los vecinos será el gran desafío del poder ejecutivo para este año y mantener respuestas eficientes como hasta ahora será una de sus grandes cartas para la contienda electoral. Del otro lado, desde las fuerzas opositoras, buscarán mostrarse como propuestas superadoras o al menos distintas a la gestión de Durañona.
 
Cambiemos sigue siendo una coalición formada por tres fuerzas que, aunque se muestran abroqueladas a la hora de votar en el Concejo, tienen sus distintos matices. El PRO quizás sea el menos distintivo. Un partido que busca desde más de una década hacer pie en Areco, el PRO no ha encontrado nunca la manera de mantener una estructura local. Sus dirigentes más antiguos, Oscar Oviedo y José Luis Pagani, quedaron desplazados en 2015 con la llegada de Martín Vivanco, que intentó instalarse como el referente de ese espacio para al poco tiempo abandonarlo. Hombres más vinculados al vecinalismo como Francisco Ratto y Miguel Amadeo han ido progresivamente acercándose más y más a las ideas del PRO y mostrándose cerca de sus dirigentes y candidatos, en especial de la gobernadora María Eugenia Vidal. 
 
La UCR tiene la estructura partidaria más consolidada y ese ha sido su principal aporte a la alianza Cambiemos. Con perfil más técnico, dirigentes como Marcelo Pereyra y Nano Perea no suelen caer en el discurso más combativo de sus compañeros de bloque y en pocas ocasiones salen al barro de las idas y venidas diarias del mundillo político local. Eduardo Jordán como su referente histórico, señalado en varias ocasiones en las últimas semanas por el intendente Durañona como el jefe de la oposición, mantiene un peso importante y es mucha veces quién digita cómo se alinearán las discusiones y las listas. 
 
En el vecinalismo, el peso de Estela Lennon es indiscutible. La ex intendenta es un animal político con un olfato envidiable y desde su ingreso a Cambiemos ha sabido despegarse de Macri y Vidal cuando lo considerara necesario, pero sin llegar a romper con Cambiemos. Es un círculo virtuoso: el compartimiento de Lennon “arequiza” a Cambiemos y le permite estar lejos y cerca del macrismo al mismo tiempo, dependiendo de cómo evolucione el humor social y qué decisiones tomen los dirigentes nacionales y provinciales. Esto provoca, por supuesto, diferencias entre los miembros del espacio: Francisco Ratto está cada vez más cercano a la Provincia, mostrándose como el elegido de la gobernadora Vidal, mientras que Estela Lennon apunta contra Macri y le reclama que frene los tarifazos. Si hay una cualidad del vecinalismo es justamente esa versatilidad que le ha permitido en su momento presentar listas cortas sólo con candidatos locales y en otras acompañar al massismo (2013) o al macrismo (2015).  
 
En esa conjunción, Lennon y Jordán siguen marcándole el paso a la nueva generación de dirigentes y es probable que sean los grandes armadores en este 2019 electoral. Para lograr una lista de consenso, Cambiemos deberá equilibrar una camada de dirigentes jóvenes que empuja para salir al ring y una vieja guardia de referentes con sobrada experiencia que incluye a dos ex intendentes. 
 
Será interesante saber también qué harán Andrés Antedoménico y Aldo Menconi, dos dirigentes de amplia trayectoria en el panorama local. A pesar de no haber anunciado ninguna candidatura, Antedoménico se muestra activo y ocasionalmente recurre a los medios para sumarse a la discusión local. Menconi, por su parte, parece enfocado en cuestiones personales, pero hay rumores de un posible retorno dentro del denominado “peronismo federal”. ¿Podrán estos “viejos lobos” romper la polarización entre Cambiemos y Unidad Ciudadana? Los antecedentes de 2015 y 2017 parecen indicar lo contrario, pero la política evoluciona, las percepciones del electorado son dinámicas y habrá que ver qué sucede con estas propuestas.
 
A nivel de Unidad Ciudadana, para el oficialismo local el desafío es dar continuidad a su proyecto para Areco sin Durañona en un cargo en Areco. El Intendente ha manifestado en repetidas oportunidades que no irá por una nueva reelección y ha marcado a Nicolás Marinkovic como su delfín, su sucesor natural. Más aún, Durañona se ha mostrado en las últimas semanas recorriendo distintas localidades de la provincia de Buenos Aires en su búsqueda de ser candidato a la gobernación.
 
Durañona gobernará hasta el 10 de diciembre y luego dará paso a su sucesión, sea un dirigente de su mismo espacio político o de la oposición. Lo hará en medio de una crisis económica cada vez más pronunciada con una inflación disparada y tarifazos que se vuelven más y más habituales. La respuesta a los embates económicos será seguramente central en la campaña de este 2019, sea la efectivamente llevada a cabo por Durañona y su espacio, sean las propuestas puestas sobre la mesa por un espacio opositor. 
 
Con una crisis económica cada vez más pronunciada, el año electoral comienza a ponerse en marcha. Oficialismo y oposición buscan ordenarse y determinar quiénes serán sus candidatos y cuáles serán los espacios que más predominen dentro de cada alianza. 
 
 
 
 
 
 
>> Ver ARCHIVO