San Antonio de Areco y la Región Viernes 26 de noviembre de 2021
 
DIAS DE ARECO
Un puente entre Ud. y la noticia
PORTADA EDITORIAL ARCHIVO CONTACTO


  21/03/2019 | Política  
  Nuevo año legislativo con novedades para la política  
 


Por Daniela Nuñez Correa
 
El intendente Francisco Durañona abrió el miércoles 6 las sesiones 2019 del Concejo Deliberante. En un discurso que duró más de cuatro horas, el Intendente hizo énfasis en los logros de sus dos mandatos al frente de Areco, marcó diferencias con Estela Lennon, Eduardo Jordán y Francisco Ratto y no dejó de señalar a la oposición y pedir un debate político más rico. 
 
Como siempre, Durañona puso los números sobre la mesa y durante el primer tramo de su discurso se centró en las tasas locales. Confirmó que la cobrabilidad cerró 2018 casi en el 90% en línea con los niveles de 2017 (93%), 2016 (95%) y 2015 (nuevamente 93%) y destacó el cambio de matriz impositiva impulsado por su gestión desde 2014.
 
Durañona especificó que la incidencia de la tasa de servicios urbanos, la que pagan los “vecinos de pie” pasó de representar el 71% del total de ingresos percibidos en 2011 a ser el 57%, mientras que la tasa de seguridad e higiene que abonan los comercios subió de representar el 9% a ser el 21% del total. Los contribuyentes rurales fueron los que menos variación tuvieron: pasaron del 20% en 2011 al 22% en 2018. Del universo total de contribuyentes, ahora solo el 34% son familias particulares y el 66% restante está formado por contribuyentes rurales, comerciales y grandes empresas.
 
El Intendente señaló así que con la nueva matriz fiscal se incrementó el peso de las tasas sobre los grandes emprendimientos comerciales y marcó la diferencia con la gestión anterior, la de Estela Lennon, cuando aseguró que un comercio con facturación millonaria pagaba lo mismo que un kiosco de barrio o una familia. 
 
Además, el Intendente habló de la independencia económica y mostró qué porcentajes de los ingresos del Municipio provienen de recursos propios (tasas) y cuánto de coparticipación. En 2011, la relación era 62% de coparticipación, 32% de tasas. Para 2018, los porcentajes se invirtieron y los ingresos genuinos pasaron al 61% mientras que la coparticipación bajó al 39%.   
 
 Siguiendo con los números, Durañona se refirió al crecimiento del patrimonio del Municipio en estos últimos años y aseguró que al terminar su segundo mandato la ampliación alcanzará los $1.500 millones repartidos en dos grandes proyectos, el Parque Industrial y la empresa estatal de agua y cloacas, Sanear. En cuanto al primero de ellos, el Intendente destacó que este año se completará el esquema de servicios básicos para la instalación de empresas en el Parque Industrial y que por estos días se están concretando las licitaciones para llevar hasta allí el tendido eléctrico y de gas. Con estas inversiones y el enorme potencial de un parque listo para ser habitado por empresas y con algunos lotes ya vendidos, Durañona estima que el patrimonio de Areco recibirá una inyección de $300 millones. 
 
En cuanto a Sanear, el Intendente no solo destacó la ampliación de las redes de agua y cloacas que logró la empresa (casi 100% de agua potable en el distrito y una extensión del tendido cloacal que llega casi al 80% de los vecinos de Areco), sino que dió detalles también de los avances en calidad de agua (señaló a la de Areco como una de las mejores de la Provincia) y aseveró que con Sanear el Estado local aumenta su patrimonio en $1200 millones. 
 
Durañona marcó así grandes diferencias con la gestión anterior a la suya, la de Lennon. La cuestión impositiva y el desarrollo del pueblo son dos ejes más que interesantes para contrastar los modelos de gobierno llevados a cabo por Durañona y por Lennon. Lennon arrastró durante su gobierno la crisis del agua que comenzó en la gestión de Jordán y que implicó que una parte importante del vecindario no accediera al agua corriente y el Municipio tuviera que recurrir incluso a camiones cisterna para asegurar la provisión de agua. Además, la calidad del agua de red generó preocupación entre los vecinos, en especial por sus altas concentraciones de nitrato. Ya en el tramo final de su mandato se lograron avances con el acompañamiento del SPAR, el organismo provincial de agua que sería disuelto en 2018 por decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal. 
 
En épocas de Durañona, en cambio, las mejoras en materia de saneamiento llevaron a que prácticamente el 100% del distrito tenga cobertura de agua corriente y el 80% de cloacas. En ese proceso fue fundamental el rol de AySA, la empresa estatal de agua que ofreció asistencia técnica durante el primer mandato de Durañona y que finalmente en septiembre de 2015 firmó convenio para desembarcar en Areco y hacerse cargo tanto del servicio de agua como del de cloacas. Finalmente, por decisión del gobierno de Mauricio Macri, Aysa no llegó a Areco y como compensación el municipio recibió inversiones a través del ENOHSA, el ente nacional de obras hídricas, que se canalizaron a través de Sanear, la nueva empresa de capital estatal mayoritario.
A través de Sanear, Durañona no solo logró extender el agua y las cloacas, sino que encaró trabajos en desagües pluviales, comenzó con la renovación de alumbrado público y concretó mejoras en calles con cordón cuneta y asfalto. Si bien Sanear es principalmente una empresa de servicios sanitarios, de a poco ha ido ampliando sus prestaciones para convertirse en una gran prestadora de servicios públicos a nivel de todo San Antonio de Areco. 
 
En ese juego de las diferencia que fue el eje del discurso de apertura de sesiones del Intendente este año, Durañona apuntó a los dirigentes de la oposición y les pidió que sean responsables en su accionar. Señaló a Eduardo Jordán como el jefe de la oposición y pidió que “salga de las sombras y deje de esconderse en una oscura biblioteca”. Además, criticó a los dirigentes que “solo defienden los intereses de las empresas de sus familias” y apuntó a “los grandes vendedores de maquinaria agrícola” en clara referencia a Francisco Ratto.
 
En la última apertura de sesiones de su segundo mandato, Durañona pareció despedirse de la gestión local, pero con la idea de dar continuidad a su proyecto político con otra figura a nivel local. Al cierre del discurso, en el que fue quizás el tramo más picante de la noche, llamó a defender lo logrado en Areco ante la posibilidad de que todo “se destruya en dos minutos como ya pasó en la Argentina”. 
 
Arranca así oficialmente el año legislativo, que estará teñido por el clima electoral. Desde este mes de marzo hasta noviembre o diciembre, cuando terminen las sesiones ordinarias, será mucho lo que cambie en la política de Areco, con un nuevo intendente o intendenta que abra otro período en la ciudad. 
 
 
 
 
 
>> Ver ARCHIVO