San Antonio de Areco y la Región Viernes 26 de noviembre de 2021
 
DIAS DE ARECO
Un puente entre Ud. y la noticia
PORTADA EDITORIAL ARCHIVO CONTACTO


  12/03/2019 | Política  
  El Concejo Deliberante vuelve a discutir el tarifazo  
 


Por Daniela Nuñez Correa
 
La discusión por el tarifazo volvió a tomar el centro de la escena en las últimas sesiones extraordinarias del Concejo Deliberante. Se va terminando el receso y en estos encuentros finales antes del período ordinario, los concejales retomaron uno de los temas más candentes del último tiempo. El jueves 21, Unidad Ciudadana intentó sesionar a partir de un decreto de convocatoria del intendente Durañona que llamaba a tratar ese día una medida contra el aumento del servicio eléctrico en la provincia. La presidenta del Concejo, Viviana Bratschi, consideró que el tema debía ser estudiado con más tiempo y modificó el día y hora del llamado a sesionar, argumentando que la única con la atribución de determinarlo era ella.
 
De todas maneras, los concejales de Unidad Ciudadana se dieron por congregados apoyándose en el artículo 68, inc. 5 de la Ley Orgánica de las Municipalidades: “El Concejo podrá ser convocado por el Intendente a sesiones extraordinarias, siempre que un asunto de interés público y urgente lo exija”.
 
El jueves pasado, un grupo de vecinos y militantes de Unidad Ciudadana se juntaron en el Concejo y al encontrar cerrado el recinto y ausentes a los concejales de Cambiemos, llevaron adelante un pequeño acto en el patio. 
 
El lunes 25 de febrero, con todos los concejales en sus bancas, la discusión subió de tono. El recinto de sesiones se colmó de vecinos, incluyendo a referentes de clubes locales y de la pequeña industria, reclamando hacerse oír durante el encuentro. 
Desde el punto de vista estrictamente legislativo se discutieron dos proyectos de resolución bastante distintos. El de Unidad Ciudadana, pidiendo la marcha atrás del tarifazo, específicamente del decreto que establece el pago de compensaciones por inflación a las empresas eléctricas, y del lado de Cambiemos, la solicitud de reformular la medida para tratar de diluir su impacto. 
 
El oficialismo local argumentó con fuerza: habló de los aumentos de la luz y el gas, los vinculó con empresas cercanas al presidente Macri y sostuvo que ya no pueden ser afrontados por los usuarios. En el bloque Cambiemos el único orador fue Miguel Amadeo, que admitió la crisis económica pero habló de la necesidad de remontar un “modelo colapsado” dejado por el kirchnerismo y aseguró que ahora la Provincia tenía que “tomar decisiones difíciles”.
 
Con los ánimos cada vez más caldeados y tras algunos gritos en contra de los concejales de Cambiemos, ambos bloques acordaron un cuarto intermedio para que los vecinos presentes pudieran participar dando sus impresiones. Finalmente, tras varios intercambios, los concejales votaron por las distintas resoluciones y solo la de Cambiemos logró la aprobación a través del voto doble de la presidente del cuerpo. 
 
El Concejo ya había tratado los tarifazos en repetidas oportunidades. En una sesión extraordinaria a fines de enero se intentó discutir el decreto del intendente que plantea retrotraer el precio del servicio eléctrico a enero de 2016 por no contar con la autorización del municipio y durante 2016 y 2017, con otra composición del Concejo y la presidencia en manos de Unidad Ciudadana, se aprobaron entre otros la emergencia tarifaria y la prohibición de cortes de luz y gas por falta de servicio sin autorización del municipio. 
 
Sin embargo, la discusión de estos días es la primera vez que el tarifazo llega de manera tan contundente al Concejo Deliberante. En 2016 ya había habido reuniones con los clubes por el tema, pero la tensión que se dió en la extraordinaria del lunes 25 pareció marcar un clima un poco más tenso. ¿Será este el inicio de una etapa donde la cuestión tarifaria permee más y más el debate político? 
 
Siguiendo la semana, Cambiemos apostó a su agenda usual. Acusaciones de mentiroso al intendente Durañona, cuestionamientos en la formalidad a la hora de pedir cortes de calles para operativos de prevención durante el fin de semana de carnaval. Puntos que parecen muy lejos de la preocupación de cualquier vecino que no llega a fin de mes. Cambiemos se empecina en el discurso antikirchnerista para el que todo dirigente político de ese espacio es inherentemente corrupto. 

A nivel local, Cambiemos no innova. Sigue al pie de la letra el libreto propuesto por ese espacio político en lo nacional y provincial y habla de la “pesada herencia” y los supuestos logros de su gestión en contra de la “corrupción populista”. El Concejo Deliberante, el único órgano estatal donde Cambiemos tiene mayoría en Areco, no ha sido una plataforma para difundir sus posibles propuestas de gobierno, sino que los concejales de Cambiemos responden desde allí a lo que propone la gestión de Durañona. Como un ejemplo: la presidenta del cuerpo, Viviana Bratschi, acusando de mentiroso al Intendente después de que este señalara que ni las gestión de Mauricio Macri ni la de María Eugenia Vidal construyeron una sola aula a pesar de haber prometido en campaña la creación de 3000 escuelas. Durañona lo dijo durante el acto de anuncio de la creación de un jardín maternal municipal en Duggan que comenzará a funcionar este año y será financiado estrictamente con recursos municipales. Más allá de la discusión por las obras, relativamente fácil de dilucidar (desde la llegada de Cambiemos, los edificios educativos que se inauguraron, el secundario de Manuel Belgrano y el maternal de Villa Lía, se lograron con financiamiento que venía comprometido desde antes del cambio de gobierno), la apuesta a estos temas muestra que la agenda pública sigue en manos de Durañona y que Cambiemos solo reacciona. Sus esporádicas apuestas a mostrarse gestionando tienen que ver con operativos de DNI y capacitaciones para docentes, sin gran despliegue ni impacto en los medios. 
 
Al cierre de esta edición se esperaba el inicio de sesiones ordinarias, adelantado al mes de marzo tras cambios en la Ley Orgánica de las Municipalidades. En su última apertura de este segundo mandato, el intendente Durañona apuntará a hacer un repaso de sus ocho años de gestión y a contrastar el Areco que encontró en 2011 con el que dejará en 2019. Los avances en infraestructura de la ciudad, obra pública, saneamiento, educación y acceso a la cultura serán algunos de los ejes centrales a comparar con lo que dejó el final de la gestión de Estela Lennon, quién se mantiene aún como una de las principales referentes de los sectores conservadores locales. 
 
Ahora sí comienza realmente el año político. Con el Concejo sesionando periódicamente y las elecciones cada vez más cerca, empiezan a calentarse los motores. 
 
 
 
 
 
 
>> Ver ARCHIVO