San Antonio de Areco y la Región Viernes 26 de noviembre de 2021
 
DIAS DE ARECO
Un puente entre Ud. y la noticia
PORTADA EDITORIAL ARCHIVO CONTACTO


  14/02/2019 | Política  
  La política arequera ya vive el año electoral  
 


Por Daniela Nuñez Correa
 
El de 2019 no ha sido un verano con pocas noticias para el Concejo Deliberante local. Con un tiempo de receso más corto (por cambios en la Ley Orgánica de las Municipalidades, ahora el período de sesiones ordinarias deberá comenzar en marzo en vez de abril, como sucedía hasta el año pasado), el Concejo ha tenido algunas sesiones extraordinarias a las que se sumó en las últimas horas un particular pedido: el Bloque Unidad Ciudadana impulsa la elección de nuevas autoridades para el cuerpo. Los concejales oficialistas sostienen que Viviana Brastchi, la actual presidenta del cuerpo, no cumple con sus funciones y que no estaría en condiciones de ejercer el cargo. Lejos de proponer a uno de los suyos para ocupar la presidencia, Unidad Ciudadana impulsa la candidatura de Leonardo Perea, actual vicepresidente del cuerpo. 
 
El pedido, que ingresó formalmente al Concejo a fines de la semana pasada, se ampara en el artículo 74 de la Ley Orgánica de las Municipalidades. Este sostiene que “la designación de presidente, vicepresidente y secretario es revocable en cualquier tiempo por resolución de la mayoría, tomada en sesión pública, convocada especialmente para ese objeto”. Al cierre de esta edición aún no se sabía si este tipo de sesión sería efectivamente convocada y de ser así en qué fecha se realizaría. 
 
La discusión por las autoridades del Concejo viene de larga data. Comenzó con el proceso de renovación de bancas de diciembre de 2017, cuando Unidad Ciudadana quitó el quórum en repetidas ocasiones y demoró el traspaso completo argumentando, entre otras cosas, que no había ningún tipo de consenso en cuanto a la asignación de cargos. Ahora, los cuestionamientos vuelven a tomar la escena con este pedido de Unidad Ciudadana que habrá que esperar para ver si finalmente prospera.
 
Más allá de este planteo de Unidad Ciudadana, el Concejo tuvo también sesión extraordinaria hace algunos días nada más. Por iniciativa del oficialismo local los concejales debatieron sobre cómo avanzar ante el hallazgo de glifosato en el agua de dos escuelas rurales y la falta de continuidad en las obras en el ingreso al pueblo por ruta 8 y en el río Areco. Si bien el Concejo emitió comunicados sobre los tres temas, hubo diferencias en cuanto a los pedidos. En el tema obras hídricas, por ejemplo, Unidad Ciudadana pretendió reclamarle a la gobernadora Vidal para que los trabajos sigan y para que se tengan en cuenta las retenciones río arriba, mientras que la moción de Cambiemos (que fue la que finalmente se aprobó con el voto doble de la presidenta del cuerpo) pedía informes a Hidráulica y Vialidad provincial sobre el estado de los expedientes administrativos relacionados con la construcción de un nuevo puente sobre la ruta 8, la ampliación del cauce río abajo y las obras en la ruta 41 a la altura del río Areco. Una propuesta llamativa la de Cambiemos considerando que ese mismo día autoridades municipales e incluso la concejal María Marta Papaleo se habían reunido en La Plata con los titulares de Hidráulica y Vialidad de la provincia.

Cerrando la semana pasada se conoció también la decisión del juez Bonadío de imputar a más de 90 intendentes y ex intendentes de todo el país en una causa por supuesto fraude en relación a fondos destinados al manejo de residuos sólidos urbanos. Dentro de la lista está el intendente Durañona, además de otros alcaldes de la zona, entre ellos Oscar Ostoich de Capitán Sarmiento y Marcelo Skansi de Carmen de Areco. Bonadío los acusa de haber recibido dinero para la gestión integral de residuos sólidos urbanos (GIRSU) y haberlo destinado a otros fines o directamente haberlo malversado. 
 
Los rumores de que esta medida estaba a la vuelta de la esquina habían comenzado a circular a principios de la semana con algunos medios vinculando incluso la decisión de Bonadío con beneficios para la gobernadora Vidal. Durañona ya había declarado en la causa y aportado importante documentación mostrando cómo se usaron los fondos que llegaron a Areco. Entre ellos hay certificaciones del Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS) acerca de los trabajos en el basural y comprobantes de maquinaria para el trabajo con residuos que se adquirió con dinero de la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación en el año 2012.
 
Más allá de las acusaciones de Bonadío, Areco ha sido reconocido por su trabajo en gestión de residuos y desde el año pasado ya no se agregan más elementos al basural existente porque la disposición final de los residuos se hace en el CEAMSE gracias a un convenio firmado entre esas institución y el municipio. En declaraciones a medios locales y nacionales, Durañona ha repetido en varias ocasiones que espera con ansias que la causa llegue a juicio oral para mostrar así ante el público la documentación que respalda sus dichos en contra de la acusación de Bonadío.
 
En un año electoral, el poder judicial apunta directamente contra intendentes opositores a Cambiemos y repite la estrategia de acusar de corrupción  a cualquier dirigente o política pública vinculada con el Kirchnerismo.
 
Con el intendente Durañona de regreso en Areco tras sus vacaciones y luego la participación de nuestra ciudad en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) en Madrid, vuelve a tomar protagonismo como el actor central de la política local. Está a la búsqueda de definiciones en el armado del peronismo, ya que su nombre suena como uno de los posibles candidatos a gobernador de la provincia, pero aún no hay certezas y mucho dependerá de qué sectores logren o no aliarse y hacer avanzar la unidad. Hay algo que sí dice abiertamente y con seguridad Durañona: llegados los comicios, su nombre va a estar en la boleta. Habrá que esperar para saber dónde aparecerá específicamente, pero su centralidad en la contienda de este año ya se hace notar.
 
Del otro lado de la contienda estará seguramente Francisco Ratto, que buscará repetir su buena performance de 2017. En las últimas semanas Ratto tuvo participaciones en los medios que generaron polémica: cuestionó el dinero usado por el municipio para financiar el viaje a España y la presencia en la FITUR y llegó incluso a dudar de la transparencia de la participación de la UNSAdA y otras instituciones y negocios como sponsors de la propuesta. No es la primera vez que Ratto se muestra descontento acerca de las decisiones de la universidad donde también es docente. Ya en 2018 había cuestionado al Centro Universitario Areco como germen de la UNSAdA y puesto en duda la validez de los títulos obtenidos por sus estudiantes.

En medio de esas discusiones, las sesiones ordinarias comenzarán los primeros días de marzo con el clásico discurso de balance de gestión de Durañona en el último año de su segundo mandato. Comienza a acelerarse la carrera hacia la renovación de autoridades en este 2019.
 
 
 
 
 
 
>> Ver ARCHIVO