San Antonio de Areco y la Región Viernes 26 de noviembre de 2021
 
DIAS DE ARECO
Un puente entre Ud. y la noticia
PORTADA EDITORIAL ARCHIVO CONTACTO


  26/11/2018 | Presupuesto 2019  
  El debate por recursos y obras para Areco  
 


Por Daniela Nuñez Correa
 
El Presupuesto 2019 para la provincia de Buenos Aires quedó por estos días en el centro de la discusión en Areco. La inclusión o no de las obras hídricas en el detalle de las partidas para el próximo año generó fuertes idas y venidas entre los concejales y despertó preocupación en parte del vecindario.
 
En principio, el diputado provincial Mariano Pinedo señaló que en el listado de obras proyectadas por distrito que se incluye en el presupuesto no hay ninguna para Areco, ni hídrica ni de otro tipo. Ante esto, la presidenta del Concejo Deliberante, Viviana Bratschi, salió al cruce y sostuvo que un ítem sobre intervenciones para el manejo de cuencas incluye a Areco y a Pergamino, pero no está abiertamente especificado. 
 
El mismo ministro de Infraestructura de la provincia, Roberto Gigante, admitió en una reunión de Comisión conjunta de las cámaras de senadores y diputados de la provincia que ese punto debía especificarse y sostuvo que le pediría a su par de economía que detalle cuánto dinero irá a Areco y cuánto a Pergamino. 
 
El punto que definitivamente no aparece en el presupuesto es la transformación de la ruta 41 en autovía, proyecto que incluye la construcción de un nuevo aliviador sobre el río Areco. Con un presupuesto que roza los $2000 millones, los trabajos no están contemplados en el cálculo de recursos de la provincia para 2019.
 
Los antecedentes de la relación del gobierno de Vidal con las obras hídricas en Areco no son buenos. Los trabajos en el río están frenados desde 2016, cuando la administración de Maria Eugenia Vidal decidió pausar primero y luego dar de baja la intervención que llevaba adelante la empresa Usimix en el río entre los aliviadores del Puente Viejo y del puente Gabino Tapia. 
En varias ocasiones durante 2016 el entonces subsecretario de Recursos Hídricos de la provincia, Rodrigo Silvosa, aseguró que las obras se retomarían prontamente. Sus promesas no se cumplieron y estamos a punto de comenzar el último año del mandato de Vidal sin una sola obra en el río.
 
Recién a principios de 2017 se supo cuál era la nueva propuesta de la provincia para la cuenca del río Areco: el Plan de Manejo Hídrico se modificaba para que las siguientes obras no fueran las retenciones río arriba sino el ensanche del puente sobre la R8, la ampliación del cauce aguas abajo y la construcción de un nuevo aliviador sobre R41. Atrás quedaban los proyectos de retenciones que estaban en etapa de proyecto a fines de 2015 y que con la llegada de Vidal quedaron relegados.
 
La misma gobernadora Vidal que en plena campaña 2015 y con Areco atravesando una inundación histórica prometía obras para mitigar los efectos de las crecidas, en tres años de mandato no ha concretado ningún trabajo. Es más, en 2016 puso freno a las obras y propició la modificación del Plan de Manejo Hídrico. 
 
El plan elaborado por la Consultora Serman fue hasta la llegada de Vidal la biblia de las obras en el río. Lo entregaron en 2011 tras un largo proceso no solo de estudios científicos sino de audiencias y charlas con los vecinos inundados. 
 
La movilización del vecindario de Areco tras la inundación de 2009 fue más que importante y marcó la agenda de los meses que siguieron a la tragedia. Areco vivió casi en un estado de asamblea permanente y el intercambio de opiniones sobre lo que debía hacerse en el río era moneda corriente. Los debates amainaron tras la presentación del Plan de Manejo Hídrico y la concreción de las primeras obras que este indicaba. Sin embargo, hacia 2015 comenzaron a tomar fuerza los planteos de ciertos sectores que hablaban de la necesidad de volver a estudiar la cuenca y hacer nuevas mediciones para evaluar cómo seguir. Este fue efectivamente uno de los ejes de la campaña de Cambiemos a nivel local y finalmente se concretó al llegar Vidal al poder. 

Sin audiencias públicas y sin consultar a los vecinos, Hidráulica bonaerense decidió que las retenciones río arriba quedarían para otra etapa y dispuso así que se modificara el Plan de Manejo Hídrico. Desde entonces se puso en marcha un nuevo proceso que implicó la toma de deuda ante el Banco Interamericano de Desarrollo. Casi dos años después de la presentación de las nuevos trabajos que estableció la Provincia como siguientes, los arequeros seguimos esperando que las obras efectivamente comiencen. 
 
El debate está ahora en manos de los legisladores provinciales y del ministerio de Economía de Vidal. Habrá que esperar para saber si alguna de las partidas del presupuesto 2019 va para San Antonio de Areco y de ser así, cuáles serán las obras a financiarse.
 
Mientras tanto, el Municipio sigue haciendo frente a cada vez más gastos. Otro de los hechos relevantes de esta semana fue, por ejemplo,  la presentación de las autoridades de la Comisaría de la Mujer. Blanca Luna es la nueva comisaria y junto a un grupo de oficiales y un equipo interdisciplinario que aporta el municipio, trabajarán en la contención de las mujeres víctimas de violencia de género. Más allá de lo importante de la concreción de esta medida, que permite poner en funcionamiento efectivo la nueva comisaría instalada en el Barrio 102 Viviendas, durante la presentación el intendente Durañona aportó un dato más que interesante: la gestión de la seguridad a nivel local demanda una inversión mensual de $1,5 millones y el 95% de ese dinero proviene de recursos del Municipio. Destinado a la coordinación y mantenimiento del sistema de cámaras de seguridad, operativos de tránsito y también en gran medida a la compra de combustible para patrulleros, este dinero se obtiene a través de tasas municipales. 
 
Resta conocer más detalles del Presupuesto 2019 para saber si el ajuste seguirá profundizándose y qué porcentaje de los recursos necesarios para prestar los servicios básicos deberán ser aportados por el municipio. Si algo queda claro basándose en los antecedentes, es que la Provincia se desliga cada vez más de su aporte económico.
 
 
 
 
 
>> Ver ARCHIVO